Haz tu denuncia aquí

El deporte resiente la austeridad

El COM y federaciones deportivas padecen los recortes en el presupuesto y deben hacer malabares

DEPORTES

·
Previo a la llamada “austeridad republicana” del Gobierno Federal, el deporte ya vivía recortes financieros. En 2015 fue el último año que el Comité Olímpico Mexicano (COM) recibió presupuesto del erario, y aunque con la llegada de Ana Guevara a la Comisión Nacional del Deporte (Conade) volverán los recursos públicos, no bastarán para remozar instalaciones y atender las necesidades de los atletas, por ello el organismo se apoyará de la iniciativa privada. “Al ver la reducción de recursos que la Cámara de Diputados asignó a Conade y que desde luego repercutirá en lo que nos pueda apoyar, no podrán asignarnos el recurso que necesitamos”, explicó Carlos Padilla Becerra, presidente del COM. Según el directivo, hay federaciones deportivas que también padecen por la falta de recursos.  
Estoy seguro de que se resolverá en poco tiempo, sé que algunos presidentes de federaciones deportivas están usando sus tarjetas (bancarias) personales y en algunos casos empeñan prendas para que los atletas tengan lo correspondiente. Más allá de esto, vemos qué podemos hacer con el apoyo que nos dan Solidaridad Olímpica, Solidaridad Panamericana y el Comité Olímpico Internacional”, expresó.
  El propio Centro Deportivo Olímpico Mexicano padece las secuelas de la ausencia presupuestal. Instalaciones como el velódromo están casi en el abandono, la construcción del gimnasio de boxeo se pospuso y zonas como la pista de atletismo ya requieren remozamientos. Padilla reiteró que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emitió un estímulo fiscal a contribuyentes que aporten en proyectos de infraestructura deportiva: el Efideporte. “Eso es deducible de impuestos al ciento por ciento sobre el ISR, la propia ley señala un monto máximo; así tendremos la oportunidad de renovar lo necesario”, aseguró Padilla.   Por KATYA LÓPEZ