Haz tu denuncia aquí

Empate, tensión y garra

el equipo de la unam da alcance al morelia, tras sufrir una desventaja de dos goles

DEPORTES

·
Pumas perdía el partido desde los 16 segundos. No podía ni encontraba la forma de detener el ataque del Morelia, en su visita a Ciudad Universitaria. Bastaron dos jugadas de arranque, en el primero y segundo tiempo, para que los michoacanos se pusieran arriba en el marcador y remarcaran las dudas de los de casa. Pero el orgullo de éstos apareció de nuevo y, en medio de la tensión, la garra los sacó adelante. Dieciséis segundos y el marcador ya jugaba en contra del equipo de la UNAM. El gol más rápido del Torneo Clausura 2019 fue obra del argentino Gastón Lezcano, con un remate de zurda que sorprendió a propios y extraños. Con un termómetro que alcanzaba los 30 grados, el balde de agua fría cayó sobre los dirigidos por Bruno Marioni. La respuesta tardó en venir, producto de la confusión y las dudas en el funcionamiento de los auriazules. Una falta dentro del área del portero Alfredo Saldívar sobre Miguel Sansores abrió la puerta para el segundo tanto de Monarcas, pero El Pollo, atajador de penales por naturaleza, adivinó el remate de Ray Sandoval desde los 11 pasos.   Pronto los cambios se dieron en el banquillo de Universidad. Marioni mandó al campo al chileno Felipe Mora, consciente del bajo nivel mostrado por Jason Ángulo en menos de 40 minutos. El efecto pareció inmediato. No obstante, los errores defensivos le complicaron las cosas después del descanso. Otra caída de Sansores dentro del área, responsabilidad del español Alejandro Arribas, le concedió una segunda oportunidad al Morelia para ampliar su ventaja. Y entonces Mario Osuna no falló (49'), pese a los constantes desafíos de Saldívar en la línea de meta. Con todo en contra, el corazón de Pumas apareció de nuevo. Volvió a latir con un zurdazo del paraguayo Juan Manuel Iturbe, que, tras un bote engañoso, no pudo controlar el guardameta Sebastián Sosa (63'). Para entonces, los postes le habían negado dos goles a Alan Mozo y Víctor Malcorra, en acciones previas. Pero la inercia negativa se rompió. En gran parte por una destacada actuación de Mozo, un lateral que define los principales valores universitarios: la garra, el empuje y la determinación. Abrazado a esos valores, el canterano mandó un centro por derecha y encontró al chileno Felipe Mora, para marcar el empate (73'). El comienzo de dudas se transformó en un final de tensión y coraje, aunque Pumas sigue sin hacer pesar su casa. Por Alberto Aceves