Haz tu denuncia aquí

Invitado al alza

poco a poco, la novena de cuba recobra el nivel que le dio la fortaleza para pelear por el título del certamen

DEPORTES

·
Apenas hace cinco años, Cuba volvió a participar en la Serie del Caribe. El primer campeón del clásico caribeño sorteó algunas dificultades en el camino, pero el paso del tiempo le ha permitido retomar el nivel con el que se compite por el máximo título invernal de la región. El cambio ha sido drástico, y es que de 2014 a 2016, su marca fue de 1-3, a pesar de haberse colado a la final en 2015 para vencer a Tomateros de Culiacán y coronarse. A partir de 2017, la suerte cambió con la representación de los Alazanes de Granma, quienes fueron los primeros en conseguir marca de 3-1, quedando en tercer lugar, debido a las normas de desempate. Un año más tarde, los Alazanes repitieron su participación con la misma marca para liderar la competencia en general. Para esta edición, es turno de que los Leñadores de Las Tunas pongan en alto al país de Las Antillas.   Por IRVING FURLONG