Haz tu denuncia aquí

Agudiza la crisis celeste

se tensa la relación entre pedro caixinha y ricardo peláez, tras el mal paso del equipo en el clausura 2019

DEPORTES

·
La relación entre Pedro Caixinha, técnico de Cruz Azul, y Ricardo Peláez, director deportivo del equipo, se desvanece lentamente. La eliminación prematura en la Copa MX, sumada a la derrota en la pasada final de la Liga contra el América, marcan el quiebre de la relación laboral entre ambos. Caixinha asumió la responsabilidad de la reciente caída ante los Alebrijes, y Peláez advirtió que tomará decisiones en el corto plazo.  
Fracasamos, hay que asumirlo. El primer día que yo no sienta respaldo, me voy de aquí. Así soy yo, una persona que si no se siente capaz de hacer el trabajo, se va, porque ya no puede ayudar a sacar las cosas adelante”, señaló el portugués, en el momento más crítico de su estancia en La Noria.
La repetición del discurso, sin embargo, ya no genera tranquilidad en las altas esferas de La Máquina. Por ello, Peláez, el hombre que respaldó su proyecto y con el que reforzó las áreas que creía necesarias para conseguir sus objetivos, desnudó la molestia que existe por un nuevo fracaso. “No hay ningún pretexto, el equipo está muy mal, asumo la responsabilidad, y tendré que tomar decisiones en su momento. No vamos a perder la cabeza. Todos estamos en evaluación. La Copa era nuestra, pero no la defendimos a muerte”.   Por ALBERTO ACEVES