Se gesta tormenta

el deporte que ha dado medallas en todos los JO DE este siglo navega en la opacidad; Y VIENE TOKIO

DEPORTES

·

El taekwondo mexicano está en alerta amarilla. Las salidas de los entrenadores Julio Álvarez y Óscar Salazar, el cambio de nacionalidad de Paulina Armería o que el equipo no compitiera en eventos que dan más puntos de ranking olímpico son el preludio a ocho meses de Tokio 2020.

Esto decanta a que por vez primera México no clasifique a los Juegos. “Desde 2018 me quitaron muchos eventos, no fuimos apoyados, eso mermó y se ve reflejado. Apostamos al clasificatorio de fin de año. Entrar entre los primeros cinco no es tan fácil por la diferencia de puntos con los demás, pero si no se nos da clasificar en diciembre, nos iríamos al continental”, reconoció Raymundo González, presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTkd).

En medio de la merma, se fueron los entrenadores Álvarez y Salazar, mientras el director de selección nacional es Alfonso Victoria, un ex taekwondoín que compitió en cuatro Mundiales sin ganar medalla, fue bronce en la Universiada Mundial de Shenzhen 2011 y quien no respondió a la solicitud de entrevista de El Heraldo de México.

“Los entrenadores actuales no tienen nada qué enseñarle a los deportistas, no tienen carrera, no están preparados como entrenadores, no hacen su trabajo y en mi caso, ya prácticamente le prohibían a mis atletas que me hablaran. No hablo de la Federación, sino en Selección Nacional, allí el ambiente es insoportable y hacen mella de la necesidad de los atletas de buscar un sueño olímpico”, comentó desde Egipto, el subcampeón olímpico Óscar Salazar, que al renunciar fue contratado por el país africano.

Él hace referencia a que los mexicanos no compitieron en el Grand Prix de Bulgaria, clasificado como G-4 por la Federación Mundial de Taekwondo, y que dio 40 puntos de ranking olímpico al ganador, no cosecharon bonificaciones en un evento de mayor calidad, según Raymundo González por olvido y registro tardío. El equipo fue al Abierto de Las Vegas, que sólo dio 20 unidades al campeón. A causa de investigaciones por malversación de recursos que salían de Conade a la FMTkd, no hubo apoyo para que los atletas viajaran a la Copa Presidente de Las Vegas, algunos pagaron el vuelo, que en origen cuesta cerca de seis mil pesos, pero debieron depositar 15 mil 989 pesos a la agencia Link Travel Internacional, y de adquirir el viaje por otra vía, no les garantizaban el reembolso.

“Buscamos apoyo de los estados, y nosotros desde la propia Federación, pero tres chicos sí debieron pagar su viaje, y salieron más caros, porque en origen los boletos eran fiados y buscamos que se reembolsen cuando Conade nos dé el recurso”, agregó González Pinedo.

Tras competir en Las Vegas, Paulina Armería, de 23 años, anunció su cambio de nacionalidad a la italiana. “Me ilusiona ir a unos Olímpicos, y donde haya esa ilusión lo buscaré; eso me ha motivado en estos siete años”, comentó Armería cuyo abuelo, Remo Vecci, nació en dicho país.

Antes de ser deporte olímpico oficial, el taekwondo ha dado medallas a México, desde Seúl 88 hasta Río 2016, encabezados por Manuel Jurado, Enrique Torrella, Mónica Torres, Dolores Knoll, William de Jesús Córdoba, Víctor Estrada, los hermanos Iridia y Óscar Salazar, así como Guillermo Pérez y María Espinoza, pero hoy se vislumbra un difícil camino sólo para clasificar a Tokio 2020.

Por Katya López



lctl