Haz tu denuncia aquí

El partido que nunca es amistoso

en las últimas 10 confrontaciones Hay tres victorias para cada equipo,y cuatro empates

DEPORTES

·
En cuestión de días, el armado de la primera Selección Mexicana convocada por el DT interino, Ricardo Tuca Ferretti, se deshizo, y se verá si esto influye en el amistoso ante Estados Unidos. Entre permisos personales, lesiones y la solicitud de sus clubes, de reportarse pronto para la reanudación de la temporada, el Tri vivirá otro clásico de Concacaf con las mencionadas cinco bajas de su equipo titular: el portero Guillermo Ochoa, Hirving Lozano, Raúl Jiménez, Orbelín Pineda y Erick Gutiérrez, quien tramitará su visa de trabajo e incorporarse al PSV Eindhoven. Sin los jugadores de mayor recorrido en la nueva etapa del Tri, el segundo partido de la fecha FIFA será una prueba para los jóvenes, y contra un rival cuyo crecimiento en los últimos años ha emparejado los duelos. A partir de la Copa Oro 2011, ambos conjuntos se enfrentaron 10 veces, con tres triunfos para México, cuatro empates y tres derrotas. El saldo es negativo en la diferencia de goles, ya que, por 13 tantos a favor, el Tri recibió 14 del equipo de las barras y las estrellas. Ante este mismo rival, en su primer interinato como seleccionador, El Tuca Ferretti conquistó la Copa Concacaf del 2015 (2-3), con la que pudo clasificarse a disputar la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Posteriormente, dentro del Hexagonal final eliminatorio de la región, los estadounidenses volvieron a caer (1-2), en una de las sedes que más le habían dado resultado: Columbus, Ohio. Bajo el argumento de que resolverá asuntos personales, Ochoa (Standard Lieja), Lozano (PSV) y Jiménez (Wolverhampton) volvieron a sus equipos tras caer por 4-1 ante Uruguay. Asimismo, una lesión muscular obligó el viaje de Orbelín a Guadalajara, para realizarse estudios médicos y medir el tiempo de recuperación. Gutiérrez, por último, solicitó su salida con el fin de tramitar su visa de trabajo y ser elegible con el PSV. En la nueva edición de este duelo, la juventud del Tri se medirá en Nashville con Estados Unidos, que, en los últimos años, quiso quitarle el dominio absoluto de la Concacaf, además de dejarle obsoleto su apodo de Gigante de la zona. Por Alberto Aceves