Haz tu denuncia aquí

De Luisa se despega de Televisa y deja pendiente al DT de la Selección Mexicana

DEPORTES

·

Yon De Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), negó que Grupo Televisa haya tenido influencia en su designación o en las decisiones futuras que, como máximo dirigente del balompié nacional, sean tomadas a nivel directivo. Asimismo, señaló que, entre los temas a resolver en su agenda, está la de confirmar al técnico de la Selección Mexicana, luego de haberse cumplido el contrato del colombiano Juan Carlos Osorio.

De Luis destinó para esa tarea a Guillermo Cantú, en su cargo como Director General Deportivo, mientras espera respuesta del ex seleccionador tricolor, a quien le ofrecieron continuar en el cargo tras el Mundial de Rusia 2018.

“Desde hace muchos años, se comenzó con un proceso de profesionalización que fue avanzando con la separación de la Liga y la propia FMF. Se estructuró una Asamblea de Dueños, en la que se toman todas las decisiones importantes. En ella, cada uno de los clubes hizo una votación. El cómo llegué a este cargo, fue a través de una votación en la Asamblea de Dueños. La votación fue de 16-0. Por ningún motivo fue una imposición. Estamos tratando de generar y capitalizar la mayor experiencia posible, por el bien del futbol mexicano”, afirmó De Luisa.

Entre los puntos que tendrán relevancia durante su gestión, el dirigente señaló los siguientes:

-Apoyar y dar continuidad a lo que se hizo anteriormente en la FMF.

-Trabajar de forma coordinada con la Liga MX, principalmente en cuestiones de materia prima: jugadores, árbitros y cuerpo técnico.

-Preparar al futbol mexicano para capitalizar las oportunidades que se generen, bajo el contexto de ser sede del Mundial de 2026.

-Participación activa de la FMF con las federaciones de Estados Unidos y Canadá, participando en la mayor cantidad de torneos que sean posibles en la CONCACAF y la FIFA.

-Reconocer errores y salir fortalecidos de las experiencias.

-Tener siempre en mente el compromiso con la afición. Por Alberto Aceves