Haz tu denuncia aquí

Lesiones que cortan

quedará para LA INCÓGNITA LO QUE PUDO PASAR SI LOS LESIONADOS HUBIERAN ASISTIDO

DEPORTES

·
El último descarte en la lista definitiva del Tricolor llegó hasta la fecha límite. Como en anteriores rutas mundialistas, las lesiones tuvieron la palabra. Los tiempos se complicaron para el técnico Juan Carlos Osorio y su proceso. El primero en salir fue Néstor Araujo, por una tendinitis en su pierna derecha, y a él se sumaron compañeros con molestias y semanas sin actividad en sus clubes, entre ellos: los hermanos Giovani y Jonathan dos Santos, Carlos Salcedo, Diego Reyes, Héctor Moreno y Andrés Guardado. Esta situación forzó la convocatoria de Oswaldo Alanís y Jesús Molina, que finalmente fueron relegados, al cumplirse el lapso para entregar el listado de 23. En años y procesos anteriores, estuvieron en la misma situación jugadores como Carlos Lara (en el Mundial de Chile 62), Alberto Onofre (México 70), Javier El Abuelo Cruz (Estados Unidos 94), Claudio Suárez (Corea-Japón 2002), Miguel Sabah (Sudáfrica 2010), Juan Carlos Medina y Luis Montes (Brasil 2014), quienes, a pesar de haber sido considerados para ser mundialistas, no pudieron recuperarse de sus lesiones y fueron borrados de la última convocatoria. Mientras Lara y El Negro Medina quedaron fuera por golpes en los tobillos, Onofre y Suárez sufrieron fracturas de tibia y peroné, a pocos días del último corte.  
Sientes frustración e impotencia. Son parte del proceso de aprendizaje y que entiendes hasta después”, mencionó El Negro. “Inevitablemente, se te viene a la mente todo lo que pasaste para llegar hasta ahí”.El delantero cancunense Sabah, en uno de sus mejores momentos futbolísticos, fue baja por una ruptura parcial del tendón recto femoral de la pierna derecha.
Situación parecida vivió El Abuelo Cruz, que se rompió el ligamento cruzado de la rodilla izquierda. La más reciente y dramática ausencia se dio antes de la edición pasada de la Copa del Mundo, con la fractura de tibia y peroné de Luis Montes, en un choque con el ecuatoriano Segundo Castillo. “Después de la lesión, ya no pude hacer nada. Sólo quería ver a mi esposa, desahogarme con ella. Llorando no me podía curar. Trabajé mucho para demostrarme que podía llegar a un Mundial. Pero al final, no se pudo. El tiempo me hizo más fuerte”, recordó Montes. Rumbo a Rusia 2018, Osorio marcó como fecha límite el partido contra Escocia en el Estadio Azteca, para definir la situación.  
Los cuatro y el resto deben mostrar que están en óptimas condiciones para estar en el Mundial. De lo contrario, no serán convocados”, dijo, pero su decisión se retrasó otro día.
  Una situación similar provoca recuerdos tristes en Claudio Suárez, quien quedó fuera previo a Corea-Japón 2002.  
Siempre dije que por mí no iba a quedar. Hice todo lo que pude, pero el futbol me tenía guardado otra cosa”, rememoró.
  Bajo estas circunstancias, los 23 seleccionados mexicanos que integran al Tri se reportan para el último ensayo frente a Dinamarca, en Copenhague, antes de viajar a Moscú para su debut mundialista ante Alemania. Sin espacio para más retrasos.   POR ALBERTO ACEVES