Haz tu denuncia aquí

Giovani Dos Santos salva la noche en el Estadio Azteca

DEPORTES

·
A 12 días del Mundial, en el último juego de la Selección Mexicana en el Estadio Azteca, el gran ganador fue Giovani Dos Santos. No sólo por ser considerado entre los 23 jugadores que van a ir al Mundial, sino, sobre todo, por haber justificado en algo la confianza depositada en él, por el técnico Juan Carlos Osorio. Giovani salvó la noche con el 1-0, con su pierna menos hábil y en la zona más débil de Escocia. Bastaron unos segundos, después del gol, para verlo correr hasta la banca en busca del colombiano. Cuando lo encontró, el voto de confianza de uno fue correspondido por el abrazo del otro. Y así, ante más de 70 mil espectadores, los cuestionamientos y las dudas sobre su llamado al Tricolor, pasaron a segundo término por al menos 90 minutos. En cuanto al resto, la exigencia fue menor en un partido de poca resistencia de los rivales. No cambiaron, por el contrario, las rotaciones y experimentos en el lado mexicano. Con los descartes de Jesús Molina, Oswaldo Alanís y Jürgen Damm, Osorio probó a Layún como contención, en lugar de Jonathan Dos Santos, y le dio la misma oportunidad a Edson Álvarez, de tareas más defensivas.  

Te puede interesar: Gio Dos Santos pone a México 1-0 ante Escocia; se juega segundo tiempo

  Aunque el control del balón lo tuvo, el Tri puso en evidencia su falta de resolución en las jugadas de ataque. Sólo Giovani, que salió a los 57 minutos, ganó la batalla ante un Jon Mclaughlin que rechazó lo que pudo bajo los tres postes. En esta noche de despedida, los murmullos de los aficionados vinieron al último. El único momento de fiesta y emoción, entre tantas deudas de juego, lo provocó el regreso de Rafael Márquez, capitán y símbolo de esta selección. Fue él, y no otro, el único capaz de apagar los gritos de “¡Fuera Osorio!” de un solo golpe, al menos por varios minutos. De haber empezado con un Cielito lindo, el último juego de la Selección Mexicana ante sus aficionados quedó marcado por las peticiones de renuncia a su técnico. El mismo que confió en Giovani, autor del gol del único gol ante Escocia, y del cual ya existe un candidato popular para reemplazarlo. Así lo transmitió el grito que resonó en la tribuna: “¡Almeyda, Almeyda!”. Por: Alberto Aceves