Haz tu denuncia aquí

Warriors de Golden State y Cavaliers de Cleveland juegan cuarta final

DEPORTES

·
La tercera no fue la vencida. Tras una postemporada donde se llegó a apostar por la ausencia de estos dos protagonistas, Warriors de Golden State y Cavaliers de Cleveland escenificarán este jueves en punto de las 20:00 horas, tiempo del centro de México, por cuarto año consecutivo la lucha del Este contra el Oeste por el título de la NBA. El equipo encabezado por Stephen Curry, parte como favorito para adjudicarse su sexto título, el que representaría su segundo consecutivo. Sin embargo, de acuerdo con Álvaro Martín, periodista puertorriqueño y que comandará la transmisión de las finales en ESPN, a los Cavaliers no se les debe dar por derrotados antes de tiempo, a pesar de terminar el rol regular en quinto lugar de su conferencia. El analista atribuye a que Cavaliers no tuvo la mejor temporada regular hasta febrero cuando se comenzaron a hacer diversos cambios de jugadores. “Hicieron esos cambios porque había que limpiar el vestidor. Habían muchas agendas, muchos intereses, mucha gente descontenta, y creo que había que sacar ese grupo”. “El equipo no necesariamente se reforzó al hacer cambios, pero eliminó un montón de negatividad que se estaba concentrando en el vestidor de Cleveland”, agregó Martín. Sin embargo, para llegar aquí el entrenador de los Cavs, Tyronn Lue, ha tenido que hacer malabares buscando y armando combinaciones para resolver la mayor cantidad de encuentros, situación que de acuerdo con Martín, seguiremos viendo en la serie final. Para los Cavs habrá una buena noticia pues sí podrán contar con Kevin Love, el ala-pívot, que tras su paso por el protocolo de conmoción luego de que su cabeza chocara contra Jayson Tatum de Boston durante el juego 6 de la final por la corona del Este, sí jugará esta noche. En la otra trinchera, los actuales campeones tendrán que afrontar el primer juego sin el MVP de las Finales en 2015, Andre Iguodala, quien aún presenta dolor e inflamación en el nervio que rodea la rodilla izquierda debido a una contusión lateral en la misma pierna originada en el tercer encuentro entre Rockets y Warriors en la final por el oeste. "Con la falta de profundidad de talento que tiene Cleveland, sobre todo, habilidoso, comprobado, la ausencia de Love es la que más pesa”, dijo el analista respecto a las dos lesiones que atañen a los jugadores de cada equipo. De acuerdo con Álvaro Martín, el choque que se ha repetido durante los últimos cuatro años, lejos de generar aversión dentro de los seguidores de la NBA, está atrayendo a nuevos aficionados. “Lo que a mí me sorprende es ver, que la penetración de cable (específicamente la audiencia de ESPN) que se está apreciando ahora en lugares como Perú, Colombia y Chile, en cuanto a porcentaje, está llegando al nivel argentino y al mexicano, donde ya hay una tradición de ver baloncesto de la NBA y seguirlo”, finalizó. Por Irving Furlong