Haz tu denuncia aquí

Gloria que quema

DEPORTES

·
Otra vez el misterio rodea al clásico joven, con dos equipos que llegan en situaciones distintas, pero con una misma obsesión por el triunfo: el América, cuarto lugar de la competencia, y Cruz Azul, en el puesto 14, pendiendo de un hilo en sus aspiraciones de Liguilla. A casi cinco años de la Final de Liga disputada entre ambos, el juego marca el mismo camino: la luz o la oscuridad, para ganadores y derrotados, en un sábado que puede ser glorioso o de suerte de Judas, según el calendario cristiano. Un triunfo encaminará a La Máquina a la pelea por un boleto para la Fiesta Grande, pero si cae matemáticamente se quedará sin posibilidades. Las Águilas cuentan con un valor agregado: la presencia de Miguel Herrera, el técnico de mayor efectividad en los clásicos. Bajo su mando, los americanistas suman una derrota en nueve partidos, en la ida de la Final del Clausura 2013. Ninguna en fase regular. “Las personas de afuera dicen que es una misión imposible, que siempre nos cuesta porque los números dicen eso. Pero nosotros sabemos lo que trabajamos. “El América motiva mucho a Cruz Azul, también el Estadio Azteca, que en un par de meses será nuestra casa”, explicó Pedro Caixinha, técnico de Cruz Azul. La última vez que el cuadro celeste logró imponerse en el Estadio Azteca, su próximo hogar a partir del siguiente semestre, fue el 5 de abril de 2014 (por 1-2) en la fecha 14 del Torneo Apertura. Desde entonces, en cinco visitas, tanto de Copa como de Liga MX, no ha podido llevarse una victoria. Una deuda que se vuelve urgente, después de varios altibajos en el camino. “No creo que sea el partido más importante, pero para los aficionados sí, porque ellos mismos te lo dicen: podemos perder contra todos, menos con el América. He tenido roces importantes contra ese equipo. Cuando estás representando al Cruz Azul, el único pensamiento es ganar. Yo no uso el amarillo en mi vida”, complementó. Si bien esta campaña el América no pudo ganarle a Chivas (1-1) ni a Pumas (00), dos de sus tres rivales de mayor peso, los 21 puntos conseguidos acercan su clasificación a la Liguilla. Circunstancias opuestas a las de Cruz Azul, que, con el portugués Pedro Caixinha, acumula 12 unidades y está al borde de la eliminación, si no suma al menos cuatro triunfos en los últimos cinco juegos de la fase regular. "Veo un América distinto, que se alarga y se parte mucho dentro del campo. Buscaremos la manera de atacarlos, aunque sean de los mejores al contragolpe. Hoy, no tengo la preocupación del arbitraje, me fijo sólo en lo mío", concluye. Este Sábado de Gloria encierra una prueba precisa para los dos equipos. Aunque, en principio, el riesgo mayor lo corre La Máquina, cuyo karma principal en su historia reciente son precisamente las Águilas
Vamos con la convicción de quedarnos con el juego y también de darle una alegría a nuestra gente. Pueden llegar presionados, pero ese entorno se lo crearon ellos mismos". Miguel Herrera, DT del América
 
Cuando uno se desgarra, no puedes hacer nada. Cuando sales de las reglas de grupo, tampoco. Creo en El Gullit, y le estoy dando la oportunidad". Pedro Caixinha, DT del Cruz Azul
  POR ALBERTO ACEVES