Haz tu denuncia aquí

Brazadas sobre el mar

La natación en aguas abiertas se convierte en un deporte con práctica mundial

DEPORTES

·
No son las piscinas, sino ríos, lagos y los mares del mundo que hoy son conquistados a brazadas por aventureros de todos los países, edades, estatus económicos y complexiones. En la natación de aguas abiertas, un deporte con desarrollo exponencial, que en 1970 tenía cerca de 190 competencias en el mundo y hoy se registran más de 3 mil 400. “El gran cambio surgió por dos situaciones: primero la inclusión en Juegos Olímpicos, en Beijing 2008, desde allí, todos empezaron a poner más atención a este deporte, y la segunda, fue Facebook; muchos sabían del cruce al canal de la Mancha, algo que antes sólo pocos hacían, pero ahora empezaron a hacerlo las personas normales, y a compartir su preparación y su experiencia en redes sociales”, explicó Steven Munatones, fundador de la Asociación Mundial de Natación en Aguas Abiertas. Uno de los principales impulsores de este deporte en el mundo es el mexicano Antonio Argüelles, quien recién fue reconocido como Hombre del Año por WOWSA, al cruzar los Siete Mares, primer latinoamericano en lograrlo, y ganador del Récord Guinness, al ser la persona de mayor edad en hacerlo (58 años). “La natación en aguas abiertas está creciendo en México, al igual que en el mundo; cada vez más personas se sienten atraídas para hacer este deporte que vive un gran momento, tal como sucedió con el triatlón del que también formé parte”, comentó Argüelles. Según Evan Morrison, desarrollador de tecnologías digitales en torno a la natación en aguas abiertas, en el mundo se han creado más de 800 rutas en 129 países. “Desde 2014 que iniciamos esta recopilación ha sido muy valorda por el gremio, pero también vemos como crece cada vez más, la cantidad de cruces y la cantidad de gente que se suma a cumplirlos”, explicó Morrison. “De 1970 al 2000, la cantidad de eventos de natación en aguas abiertas, no pasaban de 190 en el mundo, pero ahora hay competencias en países donde ni nos imaginaríamos que pudiera haberlas, como Bangladesh, Afganistán, Arabia Saudita o Sri Lanka; hace 20 años era imposible, pero ahora más países se suman”, agregó Munatones. Por Katya López