Haz tu denuncia aquí

Murió el cronista deportivo Roberto Hernández Jr.

DEPORTES

·
Roberto Hernández Jr, ícono de la narración deportiva en la radio y televisión regiomontana, falleció esta tarde a los 79 años de edad, informó su familia a través de redes sociales. El cronista fue, por décadas, líder de opinión en el futbol local y se le recuerda por su arraigada afición a los Tigres de la UANL, con quien lloró sus peores y mejores momentos, desde un descenso a la Segunda División, hasta los últimos títulos en la Liga Mx. La mayor parte de su trayectoria periodística estuvo ligada a la empresa Multimedios, pero se le recuerda cuando le tocó narrar para Televisa aquel inolvidable encuentro del Mundial México 1986 entre Argentina e Inglaterra. Dicho partido, con la respectiva narración de Hernández Jr, quedó en la memoria de los fanáticos al futbol, por los dos grandes goles de Diego Armando Maradona, incluido el de “La mano de Dios”, que dio el triunfo a los argentinos sobre los ingleses por 2-0 en el estadio Azteca. “Con profundo dolor les informo que Don Rober acaba de fallecer”, publicó Roberto Hernández Contreras, también comentarista e hijo del influyente periodista deportivo en su cuenta de Twitter. No se han dado detalles de las causas del deceso, acontecido alrededor de las 17:00 horas en su domicilio. Sin embargo, desde años atrás, el periodista compartió a su público que padecía una enfermedad crónico degenerativa, de la cual se mantenía en tratamiento y lo alejaba temporalmente de las pantallas de la televisión local en su programa “Futbol al día”, transmitido por décadas de lunes a viernes de 14:30 a las 15:00 horas. Roberto Hernández Jr nació en Irapuato, Guanajuato, el 25 de enero de 1938. Le sobreviven su esposa Margarita Contreras de Hernández, sus hijos Roberto, Margarita, Leticia, Marcela y Roberto Carlos Hernández Contreras, ocho nietos y tres bisnietos. Al reconocido periodista deportivo se le recordará también por múltiples frases que acuñó a lo largo de su trayectoria, como aquella con la que solía despedir sus programas: “Es todo amigos!”.   Por Notimex