Apagan grito en la Liga MX Femenil

DEPORTES

·
Por: Alexis Hernández/El Heraldo de México El indeseable personaje también estuvo aquí presente, pero lo corrieron pronto. En el libro de la historia del futbol mexicano se inició un nuevo capítulo donde las protagonistas son las mujeres. En el tradicional escenario de los Tuzos, El Huracán, las Tuzas del Pachuca golearon 3-0 a Pumas en el duelo inaugural de la Liga MX Femenil, en un día conmemorativo que tuvo destellos del grito “ehh, pu…” de la afición mexicana, cada día más amenazado y multado por la FIFA. ¡Eeehhhh multa! contra el Tri En el cabalístico minuto 13, se presentó la preocupante jugada de despeje de portería, con la guardameta visitante, Brissa Rangel, a punto de hacer el saque de las pumas. Experto descarta que México pierda puntos por grito Entonces, la mayoría de los 4 mil 200 asistentes gritaron al unísono un disparejo: "¡eeeh put@!", es decir, el "¡puto!" mezclado con el "¡puta!". La desafinación provocó que unos y otros gritones se vieran y desaprobaran con la cabeza. Un minuto después, se repitió la acción y el respetable optó por corregir y volver al acostumbrado "¡eeeh puto!". Las risas generales precedieron a la negación. Al no embonar ninguno de los estruendos, el acuerdo espontáneo fue expulsarlo y no invocarlo más. El Estadio Hidalgo abrió sus puertas a las 10:02 horas comenzó el partido. La poca asistencia al inmueble permitió escuchar con mayor resonancia las exigencias de los fans, imperceptibles a detalle bajo la escandalera natural de los duelos de varones, con más reflectores y concurrencia. La afición colaboró para acompañar la fuerza e intensidad del evento inédito, que arrojó al principio a unas auriazules agresivas que buscaron corresponder en la cancha a la reducida porra felina que hizo el viaje.