Esta multimedallista olímpica ahora figura en Reality Show para adultos

DEPORTES

·
La nadadora holandesa y medallista olímpica Inge de Bruijn ganó 8 medallas olímpicas, cuatro de ellas de oro, durante su brillante carrera como atleta olímpica. Se retiró en 2007, luego de ganar el oro en 50 y 100 metros libres en las olimpiadas de Sidney 2000 en Australia; el metal dorado en 100 metros mariposa también en Sidney; y el oro en los 50 metros libres en Atenas 2004. Ahora, totalmente apartada del deporte competitivo, se quita la ropa para encontrar al amor de su vida en un atrevido Reality Show holandés. [caption id="attachment_33258" align="alignnone" width="1200"] www.rtl.nl[/caption]   El argumento del programa de la televisora holandesa RTL y llamado Adán busca a Eva tiene como objetivo que las personas se conozcan y enamoren, todo al natural y sin nada que te tape. Ahí es donde entra la medallista. https://www.youtube.com/watch?v=b7T3B2uy060 Inge de Bruijn luce un físico espectacular producto de su carrera en el alto rendimiento. Como nadadora, está en excelente forma y por eso accedió a participar en el programa, donde todos están completamente desnudos. La idea tras Adán busca a Eva es que las personas, de ambos sexos, caminen por una isla y conozcan a su media naranja. Inge es también una estrella en Holanda, por eso el programa ha provocado gran expectativa y la noticia ya ha trascendido sus fronteras por obvias razones. https://www.youtube.com/watch?v=ZwlFarJPi8U Este reality show junta a varios participantes que no les importe la idea de estar como llegaron al mundo. Lo que tienen que hacer es relacionarse con los demás hasta que encuentren al amor de su vida, pero estando en contacto con todos, para poder tomar una decisión correcta acerca de ese someone special. Después de Sidney, regresó en el 2004 a los Juegos Olímpicos de Grecia, donde defendió su título. Al ganar los 50 metros libres, con 31 años, se convirtió en la primera persona mayor en ganar el oro. La atleta también tiene un contrato con la marca de lencería Sapph. Por Redacción El Heraldo