Por esta LEYENDA negra se tachó a Antonio López de Santa Anna como TRAIDOR ¿Es cierta?

Como resultado final  llegó la invasión norteamericana a México y la bandera de Estados Unidos se vio ondeando en la capital del país

Por esta LEYENDA negra se tachó a Antonio López de Santa Anna como TRAIDOR ¿Es cierta?
Fue uno de los pasajes más oscuros de la historia de México. Foto: Especial

A más de 150 años todavía existe cierto coraje a nivel imaginario colectivo en México hacia la figura de Antonio López de Santa Anna por "haber vendido la mitad del territorio nacional a Estados Unidos". Así es. Fue un 2 de febrero  de 1848  cuando se firmó el tratado de Guadalupe-Hidalgo, con el cual ahora estados California, Arizona, Nevada, Utah,  parte de Colorado, Nuevo México y Wyoming pasaron a manos de los Estados Unidos en uno de los momentos más duros de la historia de México. 

A diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa, no fue Antonio López de Santa Anna, quien firmó el tratado, sino el entonces presidente de México, Manuel de la Peña y Peña. ¡OOOOOOTRO PEÑA!, quien no hizo público el tratado hasta que la tragedia ya era inevitable en la nueva reunión del congreso mexicano el 7 de mayo de 1848. 

Uno de los  principales conflictos fue, la unión de Coahuila a Texas en 1824.  Pues aunque una década después se habían resuelto ya en su mayoría, quedaban  todavía algunos temas pendientes como la esclavitud y la instalación de aduanas.

Esclavitud, un problema que salió caro

Los ciudadanos estadounidenses tenían  permitido instalarse en los territorios de Texas con comodidades y se les dejaba mantener esclavos, algo que no podían hacer los mexicanos. Esta razón fue suficiente para que miles de personas en Texas comenzaran un movimiento para que el estado se anexara a Estados Unidos.

Fue hasta 1836  cuando Texas declaró su Independencia de México, pero los rebeldes fueron reprimidos por Santa Anna. En años siguientes los deseos expansionistas de EU se hicieron evidentes y debido a la tensión en la frontera, el presidente James Folk declaró la guerra contra México en 1846.

Como resultado final  llegó la invasión norteamericana a México y la bandera de Estados Unidos se vio ondeando en la capital del país. 

“La bandera de Estados Unidos fue izada sobre Palacio Nacional. Su ejército ocupó la Ciudad de México del 14 de septiembre de 1847 al 12 de junio de 1848... Con la presencia del ejército invasor, el paisaje urbano de la capital del país cambió radicalmente” reza el pasaje del libro Érase una vez México de Alejandro Rosas. 

Por su parte, el historiador británico Will Fowler realizó una investigación  por más de 17 años sobre el papel de Santa Anna y concluyó que se le ha juzgado injustamente. 

“Era un hombre sumamente nacionalista y patriota que defendió al país de los españoles y los franceses. Lo que pasa es que las cosas le salieron mal: perdió la guerra y, para variar, fue un corrupto. De traidor, no tiene nada” aseguró Fowler, quien además apuntó que  no perdió la guerra con EU a cambio de dinero.

 

Con información de Infobae
lctl


Compartir