¿Sabías que la canción de ‘Muelle de San Blas’ de Maná tiene una HISTORIA TRÁGICA?

Rebeca Méndez Jiménez, es la protagonista de la verdadera historia de la canción de Maná, ya que murió en el muelle a los 63 esperando a que llegara su amor.

¿Sabías que la canción de ‘Muelle de San Blas’ de Maná tiene una HISTORIA TRÁGICA?
Rebeca Méndez fue la inspiración para crear 'Muelle de San Blas' de Maná. Foto: Especial.

Maná es un grupo de rock mexicano que encontró su éxito en la década de los 90, donde destacó la canción de ‘Muelle de San Blas’, misma que relata una trágica historia de amor, donde una señora fallece a los 63 esperando en el muelle de San Blas la llegada de su verdadero amor. Cuenta la leyenda, que el amor de Rebeca partió al mar con la promesa de volver.

La leyenda de “la loca de San Blas”, dice que una mujer vestida de novia esperaba todos los días a que llegara su novio, quien partió con la promesa de volver para casarse. Por lo que todos los días se paraba en el muelle esperando que apareciera el barco en el que zarpó su verdadero amor.

La verdadera historia

En una entrevista la hija de Rebeca reveló que en realidad su mamá no estaba loca, ni esperaba un marinero, sino a una persona que fue alejada de ella y esperaría eternamente a que regresara para poder cumplir la promesa de casarse.

Todo comenzó en Guadalajara, donde radicaba Rebeca, estaba comenzando su carrera como cantante cuando quedó embarazada de su hija Blanca. Al tenerse la familia del novio decidió mandarlo al extranjero, ya que se oponían a que se casaran. Ella decidió esperarlo para casarse.

La vida de la señora Méndez continuó, inclusive tuvo dos hijos más, pero el sueño de casarse nunca llegó, ya que cuando tenía la ilusión de volverlo a hacer resultó que ese hombre estaba casado, lo que le costó el manicomio, le quitaron la herencia y a sus niños, a quienes enviaron a Italia.

Tras escapar del manicomio comenzó a buscar a sus hijos por todos lados y así fue como llegó al muelle de San Blas en Nayarit. Con el paso del tiempo y en la búsqueda de sus hijos; Rebeca se volvió a enamorar, pero una vez más la vida le negó la boda, pero en esta ocasión su pareja, quien era menor que ella, perdió la vida en un accidente.  

La vida la llevó a vender muñecas de tela en el muelle, donde se dice que conoció a Fher Olvera, quien decidió inmortalizar la historia más desoladora que había escuchado en toda su vida y a la postre sería uno de los éxitos del grupo.

En septiembre 2012, con 63 años perdió la vida. Sus restos fueron arrojados al mes desde el muelle de San Blas, donde vivió esperando encontrar a sus hijos y a todos los hombres de los que se enamoró, pero con los que no pudo casarse.

 

dza


Compartir