Maya Goded: La ganadora del World Press Photo que busca romper el silencio con la imagen

Maya Goded es una fotógrafa mexicana que rompe los esquemas y muestra una imagen disruptiva que pocos desean ver

Maya Goded: La ganadora del World Press Photo que busca romper el silencio con la imagen
Maya Goded retrata lo que la sociedad moralista no ve o no quiere ver. Foto: Maya Goded

Es bien sabido que la fotografía es arbitraria, contiene símbolos y representaciones que interpretan la realidad. A través de una mirada llena de feminidad, así es el trabajo de Maya Goded quien tras más de veinte años ha puesto en contraste la imagen delicada de la mujer y presentar un enfoque crudo, visceral e inefable de las féminas.

Nacida en la Ciudad de México a principio de los años 70, Goded comenzó a interesarse por la fotografía desde los 15 años. A diferencia de la mayoría de sus colegas de generación, Maya optó por la fotografía documental como el camino perfecto para expresar sus preocupaciones más íntimas desde su infancia, a través del contacto con los otros.

Foto: Maya Goded

La también cineasta aborda los temas de la sexualidad femenina, la prostitución, la violencia de género, además investiga y documenta el trabajo de chamanes, curanderos, y medicina ancestral. El estilo y retórica visual de Goded se ha caracterizado por confrontar al espectador con lo que ve, y más que observar una imagen, se percibe dentro de ella.

La fortaleza de la mujer

“Estos años que he estado fotografiando a la mujer en situaciones extremas que, de pronto pareciera que es muy vulnerable, pero al mismo tiempo, es de una fortaleza que sostiene una familia, un país y una cultura”.

Goded se ha interesado por enfocar, a lo largo de su obra, asuntos escondidos, ocultos o reprimidos por la moralidad de la sociedad. Sin embargo, a través de imágenes Maya confronta aquello que la gente no quiere ver. Así funciona, por ejemplo, los paisajes tomados en la zona fronteriza de Ciudad Juárez: no son espacios vacíos, sino espacios vaciados de un cuerpo femenino cuya vida fue violentamente arrebatada.

Foto: Maya Goded

Una de sus series fotográficas más emblemáticas fue ‘Welcome to Lipstick’, en la que retrata el erotismo, prostitución, muerte y situaciones precarias, delimitadas por la Zona en Reynosa, Tamaulipas, muy próxima a la frontera de México con Estados Unidos. Se trata de un pueblo alcanzado por el narcotráfico, la migración y los negocios sexuales. Es una realidad oculta que genera escalofríos si se mira con atención.

En 2009, la fotógrafa visitó la zona que se encuentra catalogado como “zona roja” y se entremezcló con la cotidianidad interna de la región que se ha transformado en una prisión de la que, como mujer, es difícil de salir. Limitadas a cuerpos de fácil manipulación, las mujeres que viven en esta región se enfrentan a una realidad distópica. Entre erotismo, sadismo y precariedad, la violencia se aparece dando la bienvenida: Welcome to Lipstick.

sn


Compartir