Día de San Valentín: Gracias a esta HISTORIA de amor, hoy existen matrimonios interraciales en EU

A pesar de que el certificado de matrimonio estaba colgado en la pared, ambos fueron arrestados "por el 'crimen' de haberse casado con el tipo de persona equivocada"

Día de San Valentín: Gracias a esta HISTORIA de amor, hoy existen matrimonios interraciales en EU
Los Loving le cambiaron la vida a muchos. Foto: Getty Images

Richard y Mildred se casaron por amor. No querían hacer de su vida "una declaración política o empezar una lucha".  La pareja se casó en Washington, debido a que las autoridades del estado de Virginia, su lugar de origen, no les permitía casarse. Sin embargo, nunca se imaginaron la brecha que abrirían. 

"Verá, soy una mujer de color y Richard era blanco y en esa época la gente creía que estaba bien evitar que nos casáramos por sus ideas sobre quién debía casarse con quién", comunicó Mildred años después, quien no tenía ninguna intención de desafiar la ley, pues ella y su esposo estaban felizmente casados.

 Sin embargo, todo cambió cuando regresaron a Virginia. Pues un grupo de oficiales entraron a su vivienda y  el Sheriff le preguntó a Richard que quién era ella. "Mi esposa", respondió. 

A pesar de que el certificado de matrimonio estaba colgado en la pared, ambos fueron arrestados "por el 'crimen' de haberse casado con el tipo de persona equivocada", contó  Mildred.

Mildred Jeter era de raíces negras y aborígenes. Conoció a Richard Loving en Virginia cuando ambos eran niños. Él era seis años mayor que ella.

Matrimonio truncado por raza

A pesar de la difícil situación de segregación racial que se vivía en Estados Unidos en los 50, en el pueblo del condado rural en donde ellos crecieron, blancos y negros trabajaban y compartían en libertad. Aunque ambas familias eran amigas, pero el romance creció cuando los matrimonios interraciales  estaban prohibidos en el estado. 

En la década de los 50 se vivía segregación racial en EU. Foto: Gatty Images

Debido a esto, luego de ser arrestados en su alcoba, fueron sentenciados a un año de prisión en 1959.  Sin embargo, un juez suspendió la pena con la condición de que no volvieran juntos o al mismo tiempo al estado por 25 años, por lo que Los Loving, no tuvieron más  opción que aceptar  y se declararon culpables de violar el Acta de Integridad Racial de ese estado.

Además del fallo de su destierro, el juez se refirió no sólo a la ley local, sino que además apeló a "la voluntad de Dios", algo que muchos sureños respaldaban. 

"Dios todopoderoso creó las razas blanca, negra, amarilla, malaya y roja, y las ubicó en continentes separados. Si no fuera por interferencias con este arreglo no habría causa para ese tipo de matrimonios [interraciales]. El hecho de que haya separado las razas muestra que no tenía intención de que éstas se mezclaran" aseguró el juez.

La pareja volvió a Washington a vivir, a pesar de que no se sentía cómoda ahí, pues querían volver a su lugar de origen.  Sin embargo, Mildred decidió escribirle al entonces fiscal general Robert Kennedy, quien le remitió la carta a uno de los principales grupos que promovían los derechos civiles. 

Joven abogado se enfrentó a la ley racial

La misiva quedó en buenas manos, en las de Bernard Cohen, según un programa de la BBC. Él era un joven veinteañero con no más de 3 años de haber egresado de la Facultad y ahora se le había asignado el caso de 'Los Loving', a quienes decribió como personas no conflictivas. 

"Tenían los pies en la tierra. Era gente muy poco pretenciosa. No eran liberales agitadores ni nada por el estilo. Eran simplemente personas corrientes", cuenta. 

En su poblado negros y blancos convivían libremente. Foto: Especial

 Cohen se entusiasmó con el caso, que sabía sería una larga batalla legal, pero la luchó de principio a fin. Con ayuda de otro abogado, Cohen encontró una ley oscura de la década de1860, la cual les permitió impugnar el fallo original de Virginia y llevarlo hasta la Corte Suprema como un caso de prueba.

Con la intervención de Cohen ante los jueces, la Corte Suprema de Estados Unidos se le otorgaba el "derecho" a Richard y Mildred de ser "marido y mujer, padre y madre", en Virginia y ese 12 de junio de 1967  no sólo los Loving recibieron buenas nuevas, también el resto del país, pues la Corte  Suprema abolió la prohibición del matrimonio interracial que regía en Virginia y muchos otros estados del país.

 

Con información de la BBC
lctl


Compartir