El artista oaxaqueño Alberto Aragón realiza donativo al MACO

El donativo realizado por el artista Alberto Aragón a la Asociación Amigos del MACO, ayudó a cubrir una parte de los salarios caídos de los trabajadores

El artista oaxaqueño Alberto Aragón realiza donativo al MACO
Alberto Aragón explicó que el donativo realizado provino del dinero que tenía contemplado para trasladar la obra de su exposición “Testigos del Tiempo” Foto: Especial

Esta mañana la Asociación Amigos del MACO A.C. se reunió con los trabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, en el encuentro se acordó el primer pago de los salarios que se adeudan gracias a los donativos de diversos artistas, entre ellos el del pintor y escultor oaxaqueño Alberto Aragón, quien donó una importante cantidad de recursos.

Con este gesto de la comunidad artística, la asociación dio el primer paso en el pago de los nueve meses que se adeuda al personal del recinto.

Alberto Aragón explicó que el donativo realizado provino del dinero que tenía contemplado para trasladar la obra de su exposición “Testigos del Tiempo”, a diversas galerías de Dinamarca como la Galería Galshiøt, en la cual, el artista da cuenta de más de 20 años de creación.

Sobre la gestión de recursos para favorecer a los trabajadores, el artista contó que tocó el tema de la situación que atravesaba el museo con su amigo, el escultor danés, Jens Galshiøt, quien apoyó al artista para realizar esta donación, pues derivado de la pandemia de COVID-19,  la exhibición de esta podría postergarse en el país danés, por lo menos dos años.

Por otra parte, explicó que derivado de la cancelación de la exposición en Dinamarca recibió una invitación de la Asociación de Amigos del MACO A.C. para para formar parte del programa de exhibiciones de este año.

Foto: Especial 

“Me pareció que es un buen momento para que la comunidad oaxaqueña vuelva a ver en su museo más representativo una gran colección de obras de arte, que de otro modo se habrían exhibido en Europa antes que en mi tierra natal”, explicó Aragón.

El pintor y escultor Aragón Reyes expresó su confianza en que esta magna exposición de pintura, escultura e instalaciones sea un adecuado precedente para la revitalización del MACO, que también ha programado entre sus exposiciones de este año una importante selección del acervo de la institución.

“El arte debe prevalecer en la perspectiva del museo y es necesario que el MACO mantenga el prestigio que sus 29 años de labor le han ganado. Por ello es una gran satisfacción contribuir a la reactivación de actividades de esta noble institución”, expresó.

Sobre “Testigos del Tiempo”

En cuanto cómo está conformada la exposición, el artista señaló que la magna muestra se compone de varias colecciones de escultura y pintura elaboradas entre 1998 y 2020, como la titulada “Navegantes”, proyecto compuesto de barcas de madera que se sostienen en remos de metal a una altura de tres metros y que representan “nuestro paso por el mundo, seres pensados con un enfoque sagrado y místico”.

Otro conjunto escultórico de esta muestra es “Testigos”, conformado por esculturas de piedra volcánica, basalto y cantera, en donde la figura humana en forma de crisálida labrada en piedra representa a la humanidad como testigo de su creación. 

“Las crisálidas se complementan con los cuerpos geométricos que hacen alusión a las ciencias y al desarrollo. Representan las huellas del hombre en su paso por el mundo”, dijo.

Por otra parte, Aragón Reyes señaló que en la exposición sobresalen tres esculturas monumentales: “Tótem Crisálida”, “El Pescador” y “Tótem”; la primera que hace referencia a la metamorfosis y contiene formas y símbolos que representan la construcción de un ser y las memorias de un ente en constante evolución; la segunda que rinde homenaje a los pescadores del pacífico, al migrante que con su fuerza de trabajo alimenta y construye las ciudades; y la tercera que hace referencia a la espiritualidad humana que ante lo desconocido busca representar imágenes que simbolizan deidades.

Además, explicó que la exposición presentará tres colecciones de pintura que representan la experiencia del viaje del artista por países latinoamericanos en los años 2012-2013, la irreverencia en la pintura, la metamorfosis del ser, las potencias de lo natural, de lo animal y de lo humano.

Foto: Especial 

Por: Azaneth Cruz 

dhfm


Compartir