¿Cuál es el origen de la expresión "echarse una cascarita"?

Esta sencilla frase tiene toda una historia, la cual te contaremos ahora mismo

¿Cuál es el origen de la expresión "echarse una cascarita"?
¿Cuál es el origen de la expresión "echarse una cascarita"? Foto: Especial

'Vamos a echarnos una cascarita', seguramente durante tu infancia y juventud, escuchaste esta frase momentos antes de que se “armara” cun partido de futbol con tus amigos.

Esta sencilla frase tiene toda una historia, la cual te contaremos ahora mismo, así que lee atento si un día se lo quieres contar a tus cuates de tu calle.

¿De dónde viene la frase?

Para saber más nos remontamos a las primeras décadas del Siglo XX, en aquellos años, solo se podía acceder al futbol por dos formar. Ser socio de un club exclusivo, a los cuales solo acudían los ricos; o simplemente en el llano.

En ese entonces la Ciudad de México terminaba por el poniente en el Bosque de Chapultepec; en el oriente, no rebasaba más allá de San Lázaro hacia el sur terminada en Bucareli y la avenida Chapultepec y por el norte terminaba en la Glorieta de Peralvillo. 

Por otro lado, lo que conocemos como Álamos, la Del valle y Narvarte, eran puros llanos.

Además también  las colonias Cuauhtémoc, parte de la Roma y de la colonia Juárez; la zona norte y sur de la ciudad, la Hipódromo Condesa, zonas de Coyoacán, San Ángel, Mixcoac y Tacubaya y todo Coapa, Tláhuac, Iztapalapa e Iztacalco, eran también llanos inmensos. En estos terrenos los habitantes de la capital mexicana sin recursos jugaban ahí. 

La mayoría de estos futbolistas amateurs no tenían dinero para adquirir un balón de cuero, entonces jugaban con lo que tenían a mano. Normalmente usaban las medias de sus hermanas, esposas o madres para hacer una pelota.

Otros usaban un bote o hasta un trapo enrollado, sin embargo la mayor parte del tiempo se jugaba con una naranja.

A esta fruta se le hacía un hoyo pequeño y por donde se chupaba para que no mojara con su jugo a los deportistas.

A partir de ese momento, al jugar futbol en la calle o en el llano, se le denominó simplemente echar una "cascarita".

 

Descubre qué leer en El Podcast Literario


Compartir