Héctor Belascoarán, el detective que no dejó a Taibo

Héctor Belascoarán, el detective que no dejó a Taibo

Paco Ignacio Taibo II (Asturias, 1949) tenía 27 años y ya había leído todo Sherlock Holmes. Después siguió con Simenon y devoraba todo lo que caía en sus manos escrito por el sucio grupo de autores estadounidenses de novela negra: Chandler, Hammett, McCoy… Había intentado –sin éxito–
publicar su primer libro y seguía pensando que la triunfante literatura “de la onda” de ese momento, no era “su rollo”.

Mi rollo era una literatura de acción y dije: ‘la novela policíaca: me vale sombrilla lo que opinen o dejen de opinar’, y me lance con ‘Días de combate’’’, cuenta. De esa decisión, nació una de las alianzas más duraderas, con el detective.

Héctor Belascoarán Shayne, que acompaña a Taibo desde 1976 y ha protagonizado nueve de sus libros, el último en 1993. Belascoarán no sólo le trajo notoriedad, sino también que la crítica lo ignorara, y la televisión, tan en boga por aquellos años, junto con la Secretaría de Gobernación, colocaron un bozal sobre su nombre y sus historias, cuenta a propósito de la reedición de su colección de novela policiaca con el nombre de “La negra”, por Joaquín Mortiz.

Los críticos, dice, “eran pirruris, decían cosas como que la novela policíaca era un subgénero, había una parte de la crítica que era muy, muy pedante, me masacraron”. Y en cuanto a la tv y el gobierno, les espantó su sentido social: en “Cosa fácil” por ejemplo; hay una huelga y la búsqueda del fantasma de Emiliano Zapata.

PIT buscó alejarse del esquema gringo de la novela negra y lo encontró tropicalizando sus historias, mexicanizandolas: “La pregunta no era ¿quién lo mató? sino ¿por qué?, ¿en qué sociedad?, ¿cómo se produce? Durante mucho tiempo la justicia para el mexicano fue un accidente, no estar en el momento y en el lugar equivocado, era la justicia”.

Contar el agandalle y la corrupción policiaca o la abusiva vocación del poder, no fue bien visto. “Gobernación me censuró el guion de “Cosa fácil” y quitó de la película la última escena donde Zapata cabalga en la noche por el Periférico, me dijeron: ‘los héroes están muertos, no hay que tocarlos’”. Lo mismo pasó cuando los derechos fueron comprados para la televisión.

Ahora, existe un nuevo proyecto para producir una serie en streaming de Belascoarán, y Taibo advierte que aún no está muerto: “es posible que un día de estos aparezca otra novela”.

En el México actual, el trabajo para el detective no faltaría: “hoy estaría haciendo investigaciones muy extrañas, muy raras, para Santiago Nieto; sería el agente del crimen financiero”. [nota_relacionada id=1173371]

Por Luis Carlos Sánchez

avv / eadp

Escucha y descarga todos los episodios de ¿Qué fue de…?

[nota_relacionada id=1167028]

Compartir