Haz tu denuncia aquí

Gustavo Saínz, un maestro muy respetado

CULTURA

·

Gustavo Saínz no fue sólo un gran escritor, sino también un gran profesor y un importante impulsor de la literatura mexicana, así lo compartió su exalumno Andrés de Luna, autor de “La batalla y su sombra: la revolución en el cine mexicano”, “El secreto de las cosas”, entre otras obras literarias.

“Recuerdo la firmeza con la que el maestro defendía el trabajo de los escritores mexicanos; siempre buscó que dentro de nuestra formación existieran esas referencias como parte del aprendizaje”, contó.

Su convicción por ayudar a posicionar a las letras mexicanas era tan fuerte, que en algunas clases se apoyaba de la reflexión de escritores como Guadalupe Dueñas, destacada cuentista y ensayista y Amparo Dávila, escritora zacatecana y premio “Xavier Villaurrutia”, de 1977.

[nota_relacionada id=1137467] 

“Todos le teníamos mucho respeto, él logró lo que pocos y que radica en la verdadera formación de estudiantes”, expresó el también profesor de la UAM.

Otra de las facetas del escritor fue como maestro de cine, clase en la que proyectaban filmes de su amplia biblioteca cinematográfica.

“Gustavo Sainz leía mucho y aunque nunca develó quienes eran sus escritores favoritos hablaba con mucho respeto del trabajo de Octavio Paz y Juan José Arreola”, contó.

DESCANSO

Vida y Obra de Gustavo Saínz

Gustavo Sainz fue un importante escritor mexicano, autor de más de 20 libros y precursor, junto con José Agustín, de la Literatura de la Onda.

Gazapo, primera obra de su carrera literaria publicada en 1965, fungió como un parteaguas para el escritor, quien rememoraba un poco a los rebeldes sin causa y el lenguaje popular como una nueva forma de expresión.

[nota_relacionada id=1136991] 

Entre sus obras literarias se encuentran Gazapo, de 1965; Obsesivos días circulares, de 1969; La princesa del Palacio de Hierro, de 1974; Compadre Lobo, de 1978; Paseo en trapecio, de 1985; Muchacho en llamas, de 1987; La muchacha que tenía la culpa de todo, de 1996; Salto de tigre blanco, de 1996; entre otros.

Por Azaneth Cruz
alg