Haz tu denuncia aquí

Clases de ópera de primera

OperaStudio Beckmann convocó a cantantes a tener una retroalimentación con miembros del teatro londinense

CULTURA

·

Bajo una propuesta que busca encaminar a las voces de la ópera, OperaStudio Beckmann lanzó una convocatoria en la que los seleccionados tendrán la oportunidad de encontrase con reconocidas figuras en este arte.

 Parte de la iniciativa que se suma a la campaña #QuédateEnCasa, busca que quienes tengan talento puedan ser guiados por personajes como Elaine Kidd y David Gowland, del Young Artist Program, de la Royal Opera House; Carlos Conde, de Juilliard Opera Center; la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera, y la soprano Nelly Miricioiu.

 “El impacto que generó la cuarentena por la presencia del COVID-19 en la educación y en las artes es grande; conscientes de ello, y ante la suspensión de nuestras actividades, decidimos compartir esta experiencia, no sólo con nuestros estudiantes y becarios, sino con quienes tienen enormes posibilidades de ser guiados”, dijo Benito Rodríguez, director de OperaStudio Beckmann.

 “Realmente es una gran oportunidad para todos y no sólo para quienes ya tienen un camino consolidado dentro de la ópera; sin embargo, como en todo proceso, habrá una selección”, explicó.

 Los ganadores de este concurso serán notificados del 14 al 16 de este mes, mientras que, sobre fecha y el profesor con quien recibirán la retroalimentación, les será comunicado entre el 22 y el 24 de abril.

 Como parte del compromiso, Rodríguez anunció que en mayo se llevarán a cabo cuatro clases magistrales vía streaming sobre técnica vocal, vocal coach, imagen y agentes.

 “Es necesario que los cantantes sepan que la primera impresión cuenta; además de conocer qué buscan los agentes, cómo hablar correctamente y cómo desenvolverse”, comentó.

Aunado a esto, Rodríguez explicó que, de extenderse el periodo por el coronavirus, la academia ha considerado la retransmisión de algunas clases magistrales, como la que ofreció recientemente el tenor mexicano Javier Camarena en la Universidad Anáhuac.

Por Azaneth Cruz
lctl