"Voy a ver" y otras formas de decir que no (sin decirlo) , que existen en México

Ante esta situación, en México existen en México diversas formas de decir que no, sin decirlo, sometiendo al interlocutor a una ambigüedad en una decisión

"Voy a ver" y otras formas de decir que no (sin decirlo) , que existen en México
NO. Una palabra muy difícil de pronunciar para muchos. Foto: Especial

"Los mexicanos son muy cálidos", "Los mexicanos son muy amables", "Los mexicanos son súper fiesteros" son algunas de las expresiones que muchos extranjeros dicen, pero lo que no siempre se dice es que detrás de cada reunión a donde no se quiere asistir hay un "Ahí vemos" y detrás de cada cita con la novia, el crush o cualquier otro hay un " Vamos viendo" y todo  responde a una realidad: NO, es una sílaba casi imposible de pronunciar para los mexicanos.

¿Por qué? Por muchas razones como el exceso de amabilidad, la vergüenza a quedar mal con alguien a quien acabas de conocer, miedo a la última decisión irrevocable o simplemente porque se cree que no aceptar algo es automáticamente sinónimo de grosería o pedantería.  Esto responde a una situación puramente cultural y claro que se puede modificar, pero en realidad no somos el único país donde se tiene esta conducta. 

De acuerdo con Corin Robertson, una embajadora de Reino Unido en México, esta es una costumbre que comparten ambas naciones y más o menos por los mismos motivos, principalmente el exceso de cortesía. Sin embargo en el libro Anatomía del mexicano,Roger Bartra, reconocido sociólogo señala que la costumbre surgió hace casi 500 años, en la caída de México-Tenochtitlan, cuando a los indígenas sometidos por los españoles no se les permitía decir que no.

El "No" entre líneas

Ante esta situación, en México existen en México diversas formas de decir que no, sin decirlo, sometiendo al interlocutor a una ambigüedad en cuanto a la decisión que aún no se ha tomado. Quizá para tener el chance de decidir a la última hora o simplemente, como ya lo habíamos dicho, "para no quedar mal". Aquí algunos ejemplos: 

CASO 1

A: Oye, fíjate que el 24 de diciembre son los XV años de Julia y vine a invitarte. Ojalá puedas ir.
B: "Híjole, YO TE AVISO" (Esto quiere decir, que no, porque probablemente ya tenía planes)

CASO 2 

A: ¿Sí vas a ir a la fiesta de Pancho (Alguien que no le cae muy bien)?
B: VOY A VER (Esto muy seguramente es NO, porque  la persona no le cae bien, pero teme reconocerlo públicamente)

CASO 3

A: Nos encantó tu perfil, pero tenemos que revisar otros candidatos. NOSOTROS TE LLAMAMOS (Esto regularmente significa que  tu perfil no encaja con lo que buscamos, pero hay que ser corteses para no desmoronarte emocionalmente, así que te dirán que les agradas, para que no pierdas la esperanza).

CASO 4 

 A: ¡Churros, churros!! ¿No compra Churros, Señor?

B: GRACIAS (y muestra el reverso de la mano)- Aquí particularmente significa "NO voy a comprarle nada", pero la mayoría de las personas creen que es muy golpeado y grosero decirlo como tal, entonces sólo dicen "Gracias" y ya el vendedor lo entiende (SORPRENDENTEMENTE)  y se van.

CASO 5

A: ¿Entonces qué, si salimos o  no?
B: Pues VAMOS VIENDO.  (Esto significa NO, casi por definición, pero es muy común, sobre todo en personas tímidas.  

Casi todas estas frases, siempre van seguidas de largas explicaciones, pues lo que se pretende es no parecer una mala persona y no caer de la gracia de otros, por lo que se apela al modo neutro de decir algo y a veces a victimizarse un poco con tal de que el otro diga "TE ENTIENDO, TIENES RAZÓN" y se vaya complacido sin tomarlo mal.

De hecho, ahora con la pandemia, ha surgido la frase "Sí, nos vemos, ahora que el semáforo pase a verde" lo cual está más que declarado que es NO, debido a que las condiciones sociales y sanitarias parecen lejos de mejorar, razón que es el pretexto perfecto para esquivar planes

Con información de El País


Compartir