Haz tu denuncia aquí

Jodorowsky se defiende de acusación

El cineasta explicó que sus declaraciones de los años 70 fueron por publicidad

CULTURA

·
El chileno Alejandro Jodorowsky explicó que sus declaraciones de los años 70 sobre un abuso sexual, que han llevado a la cancelación de una exposición en Nueva York, no estaban basadas en un hecho real y eran un intento por llamar la atención en los momentos iniciales de su carrera profesional. Jodorowsky reaccionó así a la polémica surgida a raíz de que el Museo del Barrio de Nueva York decidiera no mostrar una retrospectiva suya, después de que un grupo de activistas denunciaran que el artista había asegurado que violó a una actriz durante la filmación de El Topo. El cineasta señaló en un comunicado publicado en el medio especializado Artforum, que las declaraciones de entonces tenían el único objetivo de conseguir un mayor interés en un momento en el que aún no era muy conocido, pero insistió en que el abuso sexual que él mismo narró nunca sucedió.  
Eran palabras, no hechos, publicidad surrealista con el objetivo de entrar en el mundo del cine desde una posición de oscuridad”, apuntó el director de cine.
Agregó también que “no justifica una violación”, a la vez que admite que se aprovechó del impacto que tendría una afirmación así en ese momento. “Reconozco que las declaraciones son problemáticas porque presentan un acto de violencia ficticio contra una mujer como un arma para conseguir visibilidad. Ahora, 50 años más tarde, lamento que se esté percibiendo como una verdad”, insistió Jodorowsky. Su esposa, Pascale Montandon-Jodorowsky, también hizo declaraciones al diario New York Times en defensa del artista, de quien dijo que era “respetuoso, generoso y un muy buen hombre”. El director del Museo del Barrio, Patrick Charpenel, dijo que las acciones de Jodorowsky deberían ser analizadas, pero que la institución había "llegado a la conclusión de que una exposición no es la plataforma para hacerlo en este momento".   Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO