Haz tu denuncia aquí

Luto en las artes escénicas por la pérdida de Juan Tovar

CULTURA

·

El dramaturgo y narrador Juan Tovar hizo de la escritura del teatro su refugio en un presente complejo. Retirado en su casa de Tepoztlán, Morelos, el autor de Criatura de un día mantuvo activa su labor que le mereció la Medalla Bellas Artes, en 2018. Hoy esta pluma que traduce la realidad en dramaturgia se ha detenido.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) anunció ayer, a través de su cuenta de Twitter, la muerte del también traductor. Sin detallar las causas del fallecimiento, escribió que el escritor, dramaturgo y guionista falleció rodeado de sus seres queridos.

Nuestras condolencias a su familia y la comunidad de teatro, literatura y cine”, se lee.

Le siguieron condolencias, por la misma vía, de la Secretaría de Cultura federal, el Sistema de Teatros de la Ciudad de México, IMCINE, Canal 22, la Compañía Nacional de Teatro, amigos y alumnos.

Lucina Jiménez, directora del INBAL, escribió a nombre propio: “Juan Tovar nunca dejó de escribir, de leer, de contar historias a través del cuento, la novela, el teatro. Abrazó los clásicos, se formó con grandes maestros como Carballido. Creó desde su propia voz. Nadie como él hizo teatro de la historia. Solidaridad a su familia, a las letras”.

Tovar nació en Puebla el 23 de octubre de 1941. Estudió Teoría y Composición Dramática; fue catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del INBAL y la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba. Además, incursionó en revistas culturales y en la traducción de obras de autores, como Carlos Castañeda, William Butler Yeats, Gerard Manley Hopkins, Jan Kott, Kakuan, Thomas Middleton y William Rowley.

Entre sus obras de teatro destacan Las adoraciones, Manga de clavo, Manuscrito encontrado en Zaragoza, El monje y Cura de locura. Recibió el premio Ariel 1987 por el guión de Crónica de la familia, y también mereció el Premio Nacional de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón en 2007.

OTROS HONORES

  • Fue premio de Cuento Injuve, en 1966.
  • Recibió el premio de Cuento de La Palabra y El Hombre, en 1966.
  • Premio Alfonso X de Traducción Literaria, en 1984.

SU CARRERA

  • Fue miembro del grupo Teatro Universitario, fundado y dirigido por Ignacio Ibarra Mazari.
  • Autor de las versiones teatrales de La marquesa de Sade (de Yukio Mishima).
  • Además de Aura, La hija de Rapaccini y Los encuentros (basada en la obra
  • Guionista de Pueblo fantasma (con Ricardo Vinós y Parménides García Saldaña)
  • Estudió con Juan José Arreola, Luisa Josefina Hernández y Emilio Carballido.

DATOS IMPORTANTES DE SU VIDA

  • El dramaturgo tenía 78 años de edad
  • En 1991 fue el año en que el escritor fue becario del FONCA
  • En 1994 ingresó al Sistema Nacional de Creadores.

Por Redacción de El Heraldo de México

eadp