Haz tu denuncia aquí

Dudamel arma fiesta en la CDMX

Con una serie de tres conciertos, LA Phil celebra su centenario, 50 años de hermandad entre México y Los Ángeles y el décimo aniversario del venezolano como director artístico

CULTURA

·

Gustavo Dudamel ha sido el director musical de la Filarmónica de Los Ángeles  (LA Phil) durante una década. Con tan sólo 28 años –y considerado un joven prodigio­–, tomó la batuta de la agrupación, para extender su alcance dentro de la comunidad.

Anoche, la orquesta volvió a la Ciudad de México luego de dos décadas de ausencia y, dirigida por el venezolano, ofreció el primer concierto de una serie de tres como parte de su gira con la que festeja su centenario, así como los 50 años de hermandad entre las ciudades de México y Los Ángeles.

En un concierto que duró poco más de dos horas, LA Phil presentó un repertorio conformado por una obra clásica y otra exploración más aventurera. Como fue el caso de “Sustain”, un encargo a Andrew Norman para los primeros conciertos de esta temporada, y que está compuesta “en la forma de un espiral que se contrae”.

Foto: Especial

Durante los casi 40 minutos que dura la pieza, el público permaneció atento, intrigado por las percusiones y por las repeticiones de música –10 veces seguidas­–, cada una exponencialmente más rápida que la anterior, hasta un final, podría considerarse, abrupto.

Norman es considerado uno de los compositores estadounidenses más destacados de su generación, de ahí que fuera elegido para  realizar una de las nuevas obras de la temporada del centenario. “Hicimos 50 comisiones, esta última temporada hubo 50 estrenos a lo largo del año; es bastante representativo de lo que significa nuestro compromiso y  deseo de que exista reconocimiento para los nuevos autores”, explicó Dudamel previó a la presentación.

Luego del intermedio, la agrupación interpretó la aclamada “Sinfonía No. 4, Romántica”, una de los temas más populares de Anton Bruckner. Durante sus cuatro movimientos (Movido, no muy rápido; Con fluidez; No muy rápido, pero nunca lento, y Movido pero no muy rápido), el público quedó cautivado por la intensidad de las cuerdas que llenaban el recinto.

Foto: Especial

Una pieza llena de contrastes entre la armonía de sonidos y el carácter emanado de los instrumentos.

La noche concluyó con una ovación  de alrededor de 10 minutos, que hizo que el director regresara al escenario varias veces para agradecer a los asistentes y a sus músicos.

LA Phil continuará la celebración hoy en Bellas Artes, con un repertorio que incluye “La consagración de la primavera”, de Ígor Stravinski; Téenek – Invenciones de territorio”, de  la mexicana Gabriela Ortiz, y “Must the Devil Have All the Good Tunes?” de John Adams, las dos últimas comisionadas por la agrupación.

Mientras que en su último concierto, en el Auditorio Nacional, incluirán un repertorio formado por estrenos regionales de trabajos comisionados por la orquesta a músicos venezolanos, temas mexicanos y las partituras más famosas creadas por John Williams para el cine.

Foto: Especial

Aunado a estas actividades, Dudamel, junto con la Orquesta Juvenil de Los Ángeles (YOLA, por sus siglas en inglés), convivirá con 69 estudiantes del Conservatorio Nacional de Música y la Escuela Superior de Música, así como 21 miembros de la Orquesta Escuela Carlos Chávez y niños pertenecientes a los Sistemas de Agrupaciones Musicales Comunitarias Bajío de Guanajuato; Música para la Vida (Muvi), de San Luis Potosí, y Jalisco es Música, de Jalisco.

Se trata de “Encuentros 2019”, que la Fundación Dudamel realiza por segundo año consecutivo en el país.

Para el maestro “la conexión con México va desde el génesis del sistema de orquestas juveniles de Venezuela. Ese concepto del arte como elemento esencial en el crecimiento y la difusión de los niños, viene abrazado por México desde siempre”.

Insistió en la importancia de no ver al arte como un elemento de entretenimiento: “El arte forma parte del corazón de la comunidad, como un elemento esencial de transformación. La cultura es la identidad de nuestro pueblo y mientras más la veamos como un elemento de unión y de encuentro, más poder transformador va a tener”.

Sobre el encuentro académico entre la YOLA y los músicos mexicanos, aseguró que se trata del comienzo de un intercambio permanente.

Por: Melissa Moreno

dhfm