Haz tu denuncia aquí

Analiza INAH el subsuelo de templos afectados por sismo

CULTURA

·
La utilización de recursos tecnológicos que contribuyan en la recuperación del patrimonio dañado por los sismos de 2017, es una de las acciones que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Ejemplo de ello son el radar de penetración terrestre o georradar y la tomografía de resistividad eléctrica que especialistas usan en el Templo y Ex Convento de Nuestra Señora de la Asunción, en Tochimilco, Puebla, con el fin de conocer las condiciones actuales del subsuelo y su cimentación, previo a su intervención. El complejo conventual franciscano, reconocida como Patrimonio Mundial por la UNESCO, tuvo diversos daños, entre ellos grietas longitudinales a lo largo de las bóvedas de la nave principal del templo. “La aplicación de este tipo de tecnología no debe verse sólo como parte del expediente del proyecto de restauración, sino como un elemento importante en este trabajo que realiza el INAH, pues ofrecen datos científicos concretos, de manera rápida, que ayudarían en el desafío que tiene el Instituto”, explicó el doctor José Ortega Ramírez, del INAH. ¿QUÉ UTILIZAN?
  • Con el uso de georradar y la realización de una tomografía de resistividad eléctrica, se busca conocer las condiciones del terreno y de la cimentación del inmueble.
LOS ANÁLISIS
  • Asimismo, se realiza un estudio estructural de la profundidad y espesor de las cimentaciones.
  Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO