Haz tu denuncia aquí

Retratan fragilidad familiar

CULTURA

·
El zoológico de cristal, del dramaturgo Tennessee Williams, catalogada como una de sus obras maestras, se presenta en el Teatro Helénico hasta el 24 de junio, tras 50 años de ausencia de los escenarios mexicanos, su última adaptación fue en 1968. Considerada como la obra que consolidó a Williams como el dramaturgo más importante de su época, este montaje es dirigido por Diego del Río y protagonizado por Blanca Guerra, quien interpreta a Amanda Wingfield, una madre que se hace cargo de sus hijos después de que su esposo la abandona. La historia está ambientada en los años 30, al sur de Estados Unidos, cuando el país era azotado por la Gran Depresión, hecho que afecta los roles de la familia que ideó el dramaturgo.   [caption id="attachment_278645" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: Nayeli Cruz[/caption]   Amanda ha sido uno de los papeles más ambiciosos y complejos para la primera actriz, “es un personaje que no puedes soltar ni un solo segundo, cargado de energía y fortaleza", contó Guerra.  Se trata de una mujer que, "de momentos, estalla, se desmorona, tiene silencios grandes e imponentes, se requiere de mucha energía, es un personaje que sufro, me duele”. En la puesta participa Adriana Llabrés, en el papel de Laura, hija de Amanda, quien sufre de una discapacidad física y colecciona animales de cristal, frágiles como ella y de donde viene el nombre de la obra. Actúa también Pedro de Tavira Egurrola, como el otro hijo de Amanda, quien debe trabajar en una fábrica para hacerse cargo de su familia, pero cuya verdadera vocación es la poesía. "Tom es un joven que desea construir su mundo a partir de la poesía y hay una realidad familiar que se lo impide", explicó el actor. Sobre la vigencia de la obra agregó que, a pesar de que sugiere el contexto laboral industrial de aquella época, el planteamiento es vigente.  "No hay tanto trabajo de fábricas y obreros, pero tenemos a los oficinistas o burócratas con un mismo ritmo de horario". La obra, según Del Río, destapa la fragilidad emocional de los personajes, "por lo tanto no es realista, sino emocional en la que se narran dinámicas familiares en las que no falta el humor ácido y sarcástico". Amanda, contó Guerra, vivía en un estado de opulencia con su familia y cuando viene esta gran crisis económica, su mundo se desmorona, "tiene golpes muy fuertes de realidad, en donde el pasado la condena. Vemos a una mujer que trata de imponerse ante las decisiones de sus hijos que ya son adultos". Se ha dicho que la historia de El zoológico de cristal está basada en lo que vivió Williams en aquellos años. El autor quiso retratar el derrumbe del sueño americano a través de una familia tradicional. Tom representa su alter ego: la lucha por un sueño (la poesía) en un contexto familiar y social roto. "Me interesa que el espectador tenga una conexión directa con los personajes, que vean a Amanda como su propia madre o se reconozcan en los hermanos. Como en cada obra, me interesa construir esa verdad profunda con el público", detalló Del Río. Se presenta jueves y viernes a las 20:30, sábados 18:00 y 20:30, y domingos 17:00 y 19:30 horas.  

Algunos datos de trayectoria

  • Williams ganó el Premio Pulitzer de teatro por Un tranvía llamado Deseo (1948) y por La gata sobre el tejado de zinc (1955).
  • En México se estrenó por primera vez en 1953, con el nombre de Cristal en tu recuerdo.
  • Diego del Río ha llevado a escena obras como El chofer y la Sra. Daisy.
  POR SCARLETT LINDERO