Haz tu denuncia aquí

El termómetro de la venta de libros

CULTURA

·
¿Qué tienen en común Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, de Elena Cavilli (Planeta), Tiende tu cama, de William H. McRaven (Diana) y Una novela criminal, de Jorge Volpi (Alfaguara)? Que los tres encabezan el top ten de los libros más vendidos en lo que va de 2018, según Bookscan México, una plataforma que permite a editoriales y librerías conocer estos datos. David Pemán es el director de esta herramienta de inteligencia que, apenas en marzo de este año, se instaló en las principales librerías de todo el país. “Al igual que en la televisión hay auditorías para saber cuáles son los programas más vistos o en internet para saber cuáles son los sitios que más se visitan, existe una medición para el mercado de libros”, explicó. Bookscan es un servicio que mide las ventas de cada uno de los títulos de una librería. Pemán aseguró que está instalado en las estanterías del país, grandes y pequeñas. Lo que esto implica es que los directivos de una librería y de una editorial podrán tener un panorama claro de qué y cuánto están vendiendo, para así poder tomar decisiones en aspectos cruciales de su negocio, como la compra de los derechos de un título o un autor, cómo promocionar u ofertar una novedad y qué hacer con el stock de ejemplares. Se trata de un sistema de carácter internacional que da a conocer al editor o al librero cuándo se acerca el momento de reimprimir un libro y por qué no puede dejar de haber un ejemplar de éste en ningún estante. Según Pemán, quien ha trabajado en Grupo Planeta y en la consultora alemana GFK Entertainment, la recepción que han dado los libreros y editores mexicanos a esta herramienta ha sido muy favorable. “Al principio se veían superados ante tanta información, pero poco a poco se ha logrado su aplicación para la toma de decisiones: hacia dónde debe crecer, qué tipo de autores debe contratar, cómo debe configurar su línea editorial con base en los gustos del lector mexicano, preparar el presupuesto del próximo año y cómo negociar entre autores, editores y libreros”. El consultor español confesó que se han llevado sorpresas al revisar las tendencias de compra en nuestro país, “cómo el enorme peso que tiene la no-ficción, principalmente el libro de autoayuda. También el libro divulgativo político, tal vez por el momento que está viviendo México. Nos sorprende que el libro infantil y juvenil tenga tan poco peso en las ventas”. Por el contrario, celebra que clásicos como Cien años de soledad sigan ocupando un lugar privilegiado entre los más vendidos. “Esto trae ideas a los editores sobre contenidos, pues hay libros que aunque son antiguos, funcionan igual que una novedad y eso trae muchos beneficios”. A decir del consultor, al sistema no le interesa si el libro es de una editorial comercial, independiente o de autoedición; lo que le importa es revisar eficazmente los datos que pueden ayudar a una mejora del mercado librero. “Lo que dice Bookscan es qué compran los lectores mexicanos de forma transparente y completa”. 25 años lleva fungiendo como un radar de las preferencias de los lectores. ¿CÓMO FUNCIONA?
  • Lo único que necesita la librería es estar informatizada y decir semanalmente cuánto ha vendido de cada ISBN y a qué precio. A cambio, reciben información de mercado.
  • ISBN es el Número Estándar Internacional de Libros.
SOBRE EL TEMA:
  • El sistema opera en Reino Unido, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, India, Italia, España, Brasil y Sudáfrica.
  • México se ha convertido en el primer país de habla hispana en América en el que se está implementando el servicio.
  • La industria editorial produjo 277.3 millones de libros de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.
  • México cuenta con aproximadamente mil 660 librerías para un país de 129 millones.
  Por ENRIQUE SAAVEDRA