Haz tu denuncia aquí

"Crecimos con El Cascanueces": Ana Elisa Mena, bailarina

CULTURA

·
Ana Elisa Mena ha interpretado todos los roles de El Cascanueces desde pequeña. La primera obra en la que participo? Argenis Montalvo tambie?n fue en el cla?sico naviden?o, hace ocho an?os en Guadalajara. Ambos lo hacen ahora juntos pero como primeros bailarines en la Compan?i?a Nacional de Danza (CND), el ma?ximo papel que un bailaor mexicano puede alcanzar en su carrera.
“Todos los bailarines crecemos con El Cascanueces”, dice Ana Elisa Mena, quien con 24 an?os de edad, en 2014, se convirtio? en primera bailarina de la congregacio?n de ballet, un cargo que, en sus palabras, implica tener mucha te?cnica, como para poder hacer un buen giro “limpio” pero tambie?n, desarrollar una faceta arti?stica y mucha disciplina: 36 horas de ensayo a la semana, ma?s las horas extras que invierten de acondicionamiento fi?sico. Para Argenis Montalvo estar al frente de la CND, es “hacer pra?cticamente todo perfecto”. “Toma tiempo preparar el discurso, volverte profesional”. Montalvo inicio? a la edad de 15 an?os a bailar, antes estudio? Mu?sica, practicaba la guitarra cla?sica hasta que se decanto? por el ballet, una disciplina a la que decidio? entregarle su vida.
Ana Elisa y Agnes comenzaron a bailar juntos en 2013, en la Compan?i?a Nacional, interpretando papeles protago?nicos algunas veces como en Giselle, El lago de los cisnes y Manon. "Manon es una obra que le cambia la vida a cualquier bailari?n", coinciden ambos. "La mu?sica es hermosa y hace que, como artistas, nos conmueva hasta el grado de llorar", confiesa Ana Elisa.

Lee más: Ante boletos agotados, Luis Miguel abre dos fechas más en Auditorio

Ahora que ambos encabezan la compan?i?a arti?stica, han logrado combinar sus dos pasiones: la mu?sica y la danza. Un desafi?o al que cualquier pareja de bailarines se enfrenta es lograr una complicidad esce?nica y profesional. "No siempre bailamos igual, tenemos que arreglar cosas, somos seres humanos, pero estar conectados es lo ma?s importante para que no hayan fallas en las cargadas, y lograr una armoni?a que se refleja en el escenario" dice Mena. El Cascanueces, el cla?sico musicalizado por el ruso Piotr Ilich Chaikovski y basado en el cuento El cascanueces y el rey de los ratones de E. T. A. Hoffmann, llega cada an?o a los escenarios mexicanos, con un gran e?xito. Tan so?lo el an?o pasado logro? convocar a 80 mil asistentes en 10 funciones en el Auditorio Nacional. En esta temporada, que inicia el 15 de diciembre y terminara? el 23, se estrena una nueva produccio?n que trae un vestuario distinto en los personajes, mayor produccio?n en la iluminacio?n con ayuda de las nuevas tecnologi?as . "Si en un escenario habitual, desarrollar los pasos son te?cnicamente complicados, en el Auditorio es 10 veces ma?s por el taman?o y la energi?a que te hace vibrar, toda esa carga es impresionante porque al final nos hace salir ma?s cansados, es un gran reto pero una pieza preciosa que el pu?blico disfruta", concluye Mena. Por Scarlett Lindero, fotos Corina Herrera