Mensaje en tiempos del Coronavirus

Domingo de Ramos en que, a imagen y semejanza del Papa Francisco, el Presidente habría de rendir su Informe en medio del vacío y el silencio

Martha Anaya / Alhajero / El Heraldo de México

Quisiera poder calificarlo como un mensaje pleno de optimismo; de que, efectivamente, esta crisis será pasajera, transitoria y pronto volverá la normalidad.

Pero las medidas decididas y anunciadas ayer por el propio Andrés Manuel López Obrador hablan más bien de tiempos difíciles que se quedarán por un buen rato. Hasta diciembre, cuando menos.

Mensaje agridulce el del Presidente de la República. Mensaje que por un lado buscó inyectar ánimo –particularmente al pueblo-, pero al mismo tiempo advierte que vienen tiempos de mayor austeridad y severidad.

Pero vayamos por partes. Comencemos por las formas:

El Quinto Informe de AMLO –y primero de este año 2020- fue totalmente atípico para el tabasqueño. Él, que gusta de llenar el zócalo y de placearse ante multitudes, hubo de hablar en solitario en el patio del Palacio Nacional, con la sola de presencia de las cámaras y su propia ayudantía.

Domingo de ramos en que, a imagen y semejanza del Papa Francisco, habrían de oficiar en medio del vacío y el silencio.   

Razón, sin duda, para que éste fuera también su mensaje más corto: 50 minutos.

La primera parte de su alocución, mencionada en su mayoría en las Mañaneras. Un largo recuento de apoyos y obras, arropadas en ese juego del vaso medio lleno o medio vacíos, particularmente en lo relacionado con el tema de la salud.

Pero el tema de las medidas económicas que iba a anunciar para enfrentar la crisis provocada por el COVID-19, era el más esperado.

Las antenas empresariales comenzaron a levantarse cuando López Obrador mencionó que se devolvería el IVA con prontitud, tal como se lo había pedido; pero la frase que más les llamó la atención fue la relacionada con la deuda, cuando dijo que aún con la depreciación del peso por el coronavirus y los efectos en la economía mundial estamos haciendo hasta lo imposible para no aumentar la deuda pública.

Y no es que el planteamiento les gustara tal cual a algunos economistas, sino porque más bien abre una rendija a la posibilidad del endeudamiento, medida que han tomado otros mandatarios para sortear la crisis. Digamos que se prendió una lucecita para ellos.

Pero el orgullo y el optimismo del de Macuspana estaba en otro lado: El 95% de las familias –dijo- está recibiendo al menos un apoyo. Y el 1° de diciembre podré decir que todos los pobres de México ya cuentan con apoyo y protección del gobierno.

Subrayaría en distintas ocasiones –lo señalamos al inicio- que esta es una crisis pasajera. Sin embargo, anunció otra vuelta de tuerca en las medidas de austeridad: baja de sueldos de nueva cuenta, eliminación de los aguinaldos, reducción de gastos de publicidad del gobierno, de los viáticos, de los gastos de operación…

Ah, y algo que hizo sonar las alertas: Se intensificará la enajenación de bienes (para hacerse de más recursos en beneficio del pueblo).

El mensaje político vendría al final y, la verdad, no tiene desperdicio. Ahí está la esencia de su Informe y de su propio pensamiento. Aquí les mencionamos algunos de sus apuntes:

-A pesar de la adversidad, no se detendrá la transformación de México.

-Ya rompimos el molde de las medidas contra cíclicas.

-La fórmula para remontar la crisis transitoria es la suma de tres elementos: mayor inversión pública, empleo pleno, honestidad y austeridad republicana.

-¡Nada nos hará regresar al pasado.

-Lo primero es el bienestar del pueblo. Y después, lo mismo: el bienestar del pueblo.

-No son tiempos para la depresión…¡triunfaremos!

•••

GEMAS: Obsequio de Porfirio Muñoz Ledo: El año 2020 será recordado en los libros de historia como el comienzo de una nueva era, aunque no se modifique el calendario gregoriano como el año cero en que nace la cristiandad (…) Estamos obligados a reconstruir un mundo que se acaba y cuyo destino es incierto.

POR MARTHA ANAYA 

MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM 

@MARTHAANAYA

eadp

No te pierdas nuestro podcast sobre coronavirus:

¿Te gustó este contenido?