Van todos contra la corrupción

Los siete aspirantes a gobernar la Ciudad de México prometieron acciones, cambios y programas para depurar la política y dar mejores resultados a los gobernados, así como transparentar obras y recursos

FOTO: Especial
FOTO: Especial

Los candidatos a la jefatura de Gobierno hicieron una promesa común: terminar con la corrupción en la administración pública capitalina.

Los siete aspirantes coincidieron en que es necesario transparentar el gobierno en todos sus niveles e introducir la tecnología para mostrar el destino de los recursos públicos.

Para Claudia Sheinbaum, de Juntos Haremos Historia, acabar con la corrupción significa transparentar todo el gobierno.

Es indispensable rescatar la gobernabilidad que se ha perdido en el actual gobierno representado por Alejandra Barrales, es un gobierno fallido… Hicieron del gobierno un negocio privado. Pueden empezar a hacer sus maletas porque ya se van, dijo la morenista.

Las dos horas de intervenciones estuvieron marcadas por acusaciones cruzadas en materia de corrupción, dirigidas a Sheinbaum, Barrales y a Mikel Arriola.

Incluso, Barrales retó a la abanderada de Morena a probar los señalamientos sobre corrupción en su contra y, dijo que, de ser así, renunciaría a su candidatura.

Para la perredista la corrupción no se resuelve con actos de fe o buenos ejemplos, sino con la ley en la mano y cero tolerancia.

 

Hay quienes combatimos la corrupción con el ejemplo y con hechos concretos. En mi gobierno, el compromiso es la transparencia, expresó. Se comprometió a que las convocatorias para contratos serán públicas y colocará en una plataforma digital todos los avances de obras.

 

En materia de gobernabilidad destacó que es importante empoderar al ciudadano con la revocación de mandato y la segunda vuelta electoral.

Arriola aseguró que existe un grave problema de corrupción y que cuando el problema es el gobierno, hay que cambiarlo.

Propuso replicar el modelo que aplicó en el IMSS de compras consolidadas a fin de reducir gastos y transparentar las adquisiciones.

 

Vamos a ahorrar con las compras consolidadas en la Ciudad de México 18 mil millones de pesos… Desde mi oficina voy a amarrarles las manos a los traviesos, señaló.

 

Mariana Boy, candidata del PVEM, se deslindó del PRI y aclaró que no tiene nada que ver con ese partido que no le cumplió a la gente. Señaló que actualmente la ciudadanía gasta 33 por ciento de sus ingresos en corrupción.

Marco Rascón consideró necesario que la nueva Constitución sea cumplida sin importar el ganador. Destacó que todos los candidatos tienen buenas propuestas y podrían formar parte de su gobierno.

Aprovechó sus intervenciones para atacar a Arriola, a Sheinbaum y al lopezobradorismo al vaticinar que se avecina un sexenio de opacidad. Ha de ser horrible ser priista, despertar y ser priista, le recetó a Mikel.

Purificación Carpinteyro, de Nueva Alianza, prometió una plataforma para transparentar a todo el gobierno. Para terminar con los amiguismos en la administración pública, propuso que la contratación se haga con base a méritos y capacitación continua.

Lorena Osornio aseguró que todos los partidos han generado corrupción en el sistema político y que no aceptaron renunciar al financiamiento público.

Por Manuel Durán y Lizeth Gómez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXFoto: Cuartoscuro

Otra vez en 19… y fallan los altavoces