Transporte emite 44% de polución

El público y el privado lanzan 51.5 millones de toneladas anuales de gases de efecto invernadero

El parque vehicular en la zona Metropolitana es de alrededor de 5 millones de automotores. Foto: Heraldo de México
El parque vehicular en la zona Metropolitana es de alrededor de 5 millones de automotores. Foto: Heraldo de México

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el sector transporte es responsable de 44 por ciento de los 51.5 millones de toneladas anuales de emisiones de gases de efecto invernadero.

De acuerdo con el inventario de emisiones realizado por la Secretaría de Medio Ambiente, se trata del dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O) (expresados en CO2, equivalente de acuerdo con el factor de calentamiento global correspondiente).

El Centro Mario Molina ha subrayado que los vehículos particulares generan la mayor parte de los precursores de ozono.

El valle de México tiene una flota de 5 millones de vehículos, que ha crecido en la última década a una tasa promedio anual de 3.8 por ciento. Esto se explica por la expansión irracional de la mancha urbana, un sistema de transporte público insuficiente y deficiente, y un modelo de movilidad que privilegia y subsidia el transporte privado.

En el caso de la capital, más de la mitad de las emisiones de partículas PM10 y PM 2.5 (partículas ultrafinas) son generadas por el sector transporte.

Contribuye con 53 por ciento de las emisiones de PM10 y con 56 por ciento de PM2.5, provenientes en su mayoría de unidades pesadas que utilizan diésel y autos particulares a gasolina.

Las emisiones de este sector presentan una distribución temporal y espacial de acuerdo al patrón de movilidad de la población, concentrándose en zonas de intenso tránsito vehicular, sostiene el inventario de emisiones 2016.

Stephan Brodziak, coordinador de Calidad del Aire de El Poder del Consumidor, explicó que hay un rezago en la regulación de control vehicular.

Faltan controles de emisiones de los autos y los camiones, seguimos viendo autos ostensiblemente contaminantes.

Explicó que uno de los principales problemas de los contaminantes se debe a la calidad del combustible.

Hay mucha infraestructura dedicada al auto particular. La calidad de los combustibles que tenemos todavía no es suficientemente buena. El diésel de bajo azufre no cuenta con cobertura nacional, sostuvo Brodziak.

El transporte de la CDMX consume 4.8 millones de metros cúbicos de gasolina al año. Mientras que en el caso del diésel, echa mano de 97 por ciento de los 1.2 millones de metros cúbicos anuales.

Por Carlos Navarro

¿Te gustó este contenido?