¡Ponte atento! A partir del 21 de febrero solo servirán las tarjetas de Movilidad Integrada en MB

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México hizo un llamado a los usuarios que aún cuenten con plásticos antiguos, agotar el saldo de sus antiguas tarjetas

Andrés Lajous Loaeza,reconoció que en dos líneas de Metrobús no se había actualizado el nuevo sistema Foto: Hanzel Forteza

Desde el 21 de febrero, las únicas tarjetas para ingresar al Sistema Metrobús serán las de Movilidad Integrada (MI).

A través de una tarjeta informativa la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México hizo un llamado a los usuarios que aún cuenten con plásticos antiguos, agotar el saldo de sus antiguas tarjetas, ya que, a partir de la fecha mencionada, dejarán de ser funcionales.

Se invita a las personas usuarias de este modo de transporte a agotar el saldo de sus antiguas tarjetas, ya que, a partir de la fecha mencionada, dejarán de ser funcionales, sostiene.

Quienes aún no cuenten con la tarjeta de MI, pueden adquirirla por 21 pesos (15 del plástico más 6 de un viaje); el monto máximo por recarga es de 120 pesos.

El 6 de febrero pasado, el secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous Loaeza, reconoció que en dos líneas de Metrobús no se había actualizado el nuevo sistema de tarjetas MI y por lo tanto se abrió la puerta para las recargas ilegales.

Una cosa son las tarjetas y otra es propiamente el sistema de peaje, el sistema de peaje en los distintos modos de transporte es administrado por distintas empresas, en el metro es una, en Transportes Eléctricos es otra y en el caso específico de Metrobús en cada línea hay distintos proveedores, explicó en entrevista con los medios de comunicación tras el banderazo de salida a 20 nuevas unidades del Metrobús.

El sistema no ha sido vulnerado, como les comentamos desde el principio, y quiero distinguir para hacer la aclaración.

El Heraldo de México publicó en su edición impresa que se había logrado un sistema de recargas ilegales, el cual consistía en que se deposita un saldo de 118 pesos; instruyen al comprador a que acuda a las nuevas máquinas expendedoras, ubicadas en el Metro, o a las tradicionales del Metrobús.

En ellas recargan un peso en la tarjeta con el fin de avalar el depósito y así poder utilizar el nuevo saldo sin problemas, ya que el lector en los torniquetes detecta el más reciente movimiento, el de un peso.

Por: Carlos Navarro

dhfm

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.