Separar bien toma tiempo

En Lille, Francia, tardaron 15 años en lograrlo; en Londres el sistema de recolección es eficaz y muy caro

CUARTOSCURO.
CUARTOSCURO.

Los ciudadanos de Lillle, Francia, tardaron 15 años para que la separación de basura fuera algo cotidiano. Hoy condenan moralmente a quien no lo hace.

Poco a poco, los hábitos cambiaron y ahora separar los desechos es una actividad ordinaria. Así lo resume Jerojamín Barrios, un mexicano radicado en Lille, ciudad de un millón 200 mil habitantes que usan parte de su basura inorgánica para generar la energía para la calefacción urbana.

La selección fue impuesta a la población y fue muy mal percibido, pero poco a poco los hábitos cambiaron y ahora es lo más natural separar desechos. La gente que no lo hace es considerada o huevona o pendeja. La planta, por temporadas, se queda corta de deshecho y no llega a producir el gas necesario para la energía local, expuso.

Raul Tovar, investigador del Centro Interdisciplinario de Estudios Sobre el Medio Ambiente del IPN, explica que el reto será concientizar a la ciudadanía para que en Ciudad de México funcione una planta de Termovalorización como la de Lille. Tovar es parte de la misión mexicana que visita las plantas en Europa.

Recién estamos aprendiendo a separar en orgánicos e inorgánicos y ahora en julio entra una nueva norma para separar en cinco facciones mínimo, expuso al advertir que se debe considerar que es un proceso.

Refiere que sólo en toallas  y papel sanitario se generan mil 30 toneladas diarias, que son candidatas a una planta de Termovalorización, pero tendría que haber una separación específica.

 

SERVICIOS MÚLTIPLES

En Lille y Londres, Inglaterra, se avanza en entregar a la localidad los residuos divididos por su capacidad de reciclaje.

En la capital inglesa se debe pagar un impuesto por la recolección. El monto puede alcanzar hasta 2 mil 500 libras al año por diversos servicios, más de 50 mil pesos.

Se llama Council Tax por los servicios brindados en tu zona: recolección de residuos, alumbrado, limpieza y obras. Separamos la orgánica de la que reciclamos. Se reciclan plástico, cartón, y vidrio, explica Armando Villaseñor, residente en Londres

La recolección, precisa, depende de cada barrio: En el nuestro pasa lunes, miércoles y viernes por la orgánica, y jueves por reciclados. La autoridad te da bolsas de reciclado y la orgánica general se pone en bolsas negras.

 

Por Manuel Durán

¿Te gustó este contenido?