Retraso en las obras de la Zona Rosa cuestan 5 mdp

Las obras en el lugar han afectado a 150 empresarios; ven anomalías y privilegios

Foto Leslie Pérez
Foto Leslie Pérez

Las obras de rehabilitación en la Zona Rosa que arrancaron en enero de este año –a cargo de la Delegación Cuauhtémoc– han provocado pérdidas por más de cinco millones de pesos a 150 empresarios, señaló Alejandro Salcedo Pacheco, presidente Nacional de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios, al tiempo que acusó de anomalías y fallas relacionadas con el otorgamiento de permisos de enseres en algunos comercios, lo que –dijo– cambia la normatividad.

Como ejemplo puso los locales ubicados en Génova 61 y 29 b que no fueron molestados en su inmobiliario ni espacios de enseres en la vía pública.

No queremos pensar o malinterpretar que pueda existir privilegio o proteccionismo a algunos empresarios, manifestó.

Señaló a la Dirección General de Jurídica y Gobierno y la Dirección General de Obras de la demarcación gobernada por Ricardo Monreal de otorgar permisos de mobiliario exterior en algunos comercios.

Aseveró que las autoridades sólo consultaron a unos cuantos vecinos y empresarios, que dirigieron a su modo y conveniencia el proyecto de remodelación de las calles y camellones.

A través de un oficio presentado en la delegación el pasado 18 de julio, solicitaron una reunión al jefe delegacional para corregir las anomalías y omisiones que han cometido sus directores Generales para darle certeza jurídica y, sobre todo, para el mejoramiento de la colonia y la reactivación económica de la Zona Rosa.

Consultada por El Heraldo de México, Zuleyma Huidobro, responsable del área Jurídica y de Gobierno, rechazó los señalamientos.

Es totalmente falso que la Delegación Cuauhtémoc haya preferido a algunos comerciantes o establecimientos que a otros. Desde antes que iniciaran las obras se tuvieron reuniones con vecinos y con los mismos dueños para que conocieran el proyecto, dijo.

La funcionaria delegacional aseguró que también estuvieron en contacto con empresarios de Génova, a los que se les pidió el retiro de terrazas y enseres durante el transcurso de las obras para permitir el paso de la maquinaria.

Puntualizó que la ocupación del espacio fue autorizada indebidamente por las administraciones anteriores cuando entró en vigor la Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores.

Explicó que se han reunido con los comerciantes a fin de establecer las características y especificaciones para la colocación de enseres en algunos espacios cuando concluya la obra, a finales de año.

 

 

 

Por Lizeth Gómez de Anda

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXFOTO: MANUEL DURÁN

Hará frente al narco