Piden plan maestro para transformar mototaxis

El Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo AC (FOTCA), dijo que durante más de 20 años el gobierno los ha “tolerado” debido a que resuelven necesidades de movilidad

FOTO: Especial
FOTO: Especial

Regular el servicio de mototaxis a través de un plan maestro que contemple ordenarlos y transformarlos en ciclotaxis fue la solicitud de operadores de este sistema en la alcaldía de Tláhuac.

Acompañados por la Coalición Cero emisiones –integrada por Greenpeace, El Poder del Consumidor, Bicitekas, Transita Seguro, entre otras—solicitaron que el servicio que ofrecen se sume al transporte integrado de la ciudad, pues es una manera de resolver de manera sostenible el primer y último tramo de viaje.

José García, representante del Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo AC (FOTCA), dijo que durante más de 20 años el gobierno los ha tolerado debido a que resuelven necesidades de movilidad, pero la promesa de regularización, a cambio de apoyo electoral, nunca se ha cumplido.

Los mototaxistas estamos cansados de eso y nos hemos organizado como cooperativas buscando ser regulados por Semovi de acuerdo con la Ley de movilidad para brindar un mejor servicio, sin contaminación y con seguridad para sus usuarias, señaló.

Areli Carreón, alcaldesa de la bicicleta y fundadora de Bicitekas, señaló que la transformación de mototaxis a ciclotaxis con asistencia eléctrica podrían resolver problemas fundamentales en la ciudad, además de transformar empleos precarios en empleos formales y verdes.

Si logramos este proceso de transformación integral seremos la primera ciudad de América Latina con un modelo de servicio de ciclotaxis de calidad, con beneficios directos para sus habitantes y el medio ambiente, expresó.

En tanto, Víctor Alvarado, de El Poder del Consumidor, llamó a la actual administración a ser un facilitador para que las cooperativas de mototaxis se conviertan en un sistema alimentador electrificado y regulado.

Carlos Samayoa, de Green Peace México, consideró que el abandono sistémico del transporte público masivo en la Ciudad de México y sus periferias ha traído como consecuencia un modelo desarticulado, poco eficiente, irregular, inseguro y contaminante.

Por Lizeth Gómez De Anda

¿Te gustó este contenido?