‘Ni en la Navidad se siente este frío’

Migrantes sufren las inclemencias del clima gélido

Un migrante se cubre del frío extremo. Nayeli Cortés / Heraldo de México
Un migrante se cubre del frío extremo. Nayeli Cortés / Heraldo de México

Los migrantes de la segunda y tercera caravana, que llegaron desde el lunes a la CDMX no sólo han tenido que sortear las peripecias del viaje, pies adoloridos e incomodidades. Ahora se suma un sufrimiento más: el frío gélido.

El vaho de un hombre se mezcla con el humo del carbón combustionado en un anafre. Alrededor de una olla, que calienta té, 20 hombres con cobijas, pasamontañas y gorros, estiran sus manos hacia los trozos de madera que arden. Ni en Navidad se siente este frío allá, dice un hondureño.

 

Un migrante se cubre del frío extremo. Nayeli Cortés / Heraldo de México

Las temperaturas de entre cero y cinco grados celsius han mermado el estado de salud de una quinta parte de los alojados en la Magdalena Mixhuca.

Incluso, en el primer día en el que estuvieron bajo lluvia, viento y frío, personal de la Secretaría de Salud llevó a cabo 560 consultas, según el último reporte.

Estuvieron en consulta 20 por ciento de los migrantes, sólo el día de ayer, por enfermedades respiratorias, explicó la titular de la Comisión de Derechos Humanos, Nashieli Ramírez.

Desde las seis de la mañana, la fila por un vaso de té toma forma. En fila tiritan, hablan poco, frotan sus manos. El frío adormece sus extremidades, pero no su sueño de llegar a EU.

 

Por Carlos Navarro

 

¿Te gustó este contenido?