Los 800 olvidados de 1985

Cientos de personas viven en este lugar desde hace 32 años y aún esperan por una casa

Fotos Bernardo Coronel.
Fotos Bernardo Coronel.

Los pasillos son de un metro de distancia, tal vez menos, entre las viviendas. La lámina funge como una pared de ladrillo. Una cortina de tela sustituye la puerta. Polines, algunos podridos, son los pilares de esos hogares. Cables de luz con más de tres décadas de vida; 18 metros mide la superficie de cada casa. Así es como han vivido en Colector 13, tres generaciones.

 

 

 

Eran las 7:17 am del 19 de septiembre de 1985 cuando un sismo de 8.1 grados, que duró 120 segundos, en la Ciudad de México, provocó la muerte de 12 mil 843 personas, según información del Registro Civil local, y dejó 150 mil damnificados, entre ellos a Martha Mejía, quien desde esa fecha no cuenta con una vivienda digna.

 

La vecindad donde residía en Santa María La Ribera, sufrió daños severos. Fue trasladada con sus hijas a un campamento temporal. Un año después, la cambiaron a Colector 13, desde entonces vive a un costado del Metro Lindavista.

 

Sí, tengo esperanzas, ahora tengo más esperanzas (de un nuevo hogar), comenta la mujer de 64 años, quien anhela que sus nietos, integrantes de la tercera generación del campamento, crezcan en un hogar distinto al de ella.

 

Colector 13 surgió tras el sismo del 85 y está conformado por 260 viviendas donde habitan casi 800 personas.

 

 

Alfredo Villegas, líder del campamento, explica a El Heraldo de México que el gobierno no quiere reconocerlos.Dicen que en este campamento ya no hay gente del sismo, es mentira. Jamás la autoridad ha venido, reclama.

Hace dos años el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, habló sobre los campamentos. Los voy a retirar, voy a ofrecer una vida con vivienda digna a 622 personas que permanecieron en el olvido total; aún esperan que se concrete la promesa.

 

 

Por Carlos Navarro. 

¿Te gustó este contenido?