Llegó la Jefa

En su toma de protesta como la primera jefa de gobierno electa, Sheinbaum ratifica sus compromisos

Claudia Sheinbaum Pardo es la primera jefa de Gobierno constitucional; sus antecesores fueron regulados por el estatuto.
Claudia Sheinbaum Pardo es la primera jefa de Gobierno constitucional; sus antecesores fueron regulados por el estatuto. Foto: Leslie Pérez / El Heraldo de México

Con la presencia de tres de los cuatro jefes de Gobierno anteriores, Claudia Sheinbaum se convirtió en la primera mujer electa que gobernará la CDMX.

Arropada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y por Cuauhtémoc Cárdenas y por Marcelo Ebrard, actual canciller, rindió protesta en el Congreso capitalino.

La pasarela evidenció el cambio en la clase política local. Hasta Donceles y Allende acudieron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú; la de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y el de Turismo, Miguel Torruco.

Llegaron los gobernadores de Morelos, Chiapas, Campeche y Estado de México; diputados federales, senadores y caldes capitalinos. La academia estuvo representada por el rector de la UNAM, Enrique Graue; el director del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, y el rector de UACM, Galdino Morán.

Sheinbaum llegó al Congreso pasadas las 9:00 horas y entró al Pleno una hora después.

Subió hasta el presídium y junto al presidente de la Mesa Directiva, Jesús Martín del Campo, y los vicecoordinadores de cada partido, escuchó los posicionamientos de los grupos parlamentarios representados en el Legislativo local.

 

Rosa Icela Rodríguez y Ernestina Godoy, el primer círculo de poder. Foto: Edgar López / EL Heraldo de México

Vino una pausa. La comitiva salió para recibir y acompañar a López Obrador hasta el presídium en el que, 18 años atrás, él había tomado protesta. En aquella ocasión lo acompañó Vicente Fox, fue la última vez que un presidente presenció una toma de protesta de un mandatario capitalino.

Antes de entrar al Congreso, López Obrador destacó que con la llegada de Sheinbaum se quitaba un peso de encima y tendría la oportunidad de atender el resto del país. Aquí no voy a estar preocupado, expresó.

 

Andrés Manuel López Obrador acompañó a su compañera de mil batallas. Foto: Edgar López / El Heraldo de México.

Sheinbaum rindió protesta y ofreció su primer discurso en el cual dio su primera instrucción: desaparecer el cuerpo de granaderos para enero.

En la facultad que me otorga como jefa de Gobierno la Constitución Política de la Ciudad de México, he pedido al secretario de Seguridad Pública la desaparición definitiva del Cuerpo de Granaderos, dijo.

Por un momento, Sheinbaum regresó a su papel de activista estudiantil, al recordar la represión ocurrida 50 años atrás. Es para mi una obligación moral con la historia y con la historia que constituye a mi generación.

Explicó que los elementos de esa agrupación se integrarán a otros agrupamientos o a uno nuevo que se creará para ayudar a la ciudadanía en tareas de protección civil.

En su discurso ante los diputados hizo un resumen de los acontecimientos políticos más relevantes en la historia de la capital. Desde Tenochtitlán, la ciudad como escenario de la entrada triunfal de Benito Juárez, la ciudad solidaria y que se ganó el derecho de elegir a sus gobernantes en 1997.

 

Cuauhtémoc Cárdenas y Javier Gónzález Garza fueron invitados. Foto: Víctor Gahbler / El Heraldo de México.

Criticó al gobierno saliente por el abandono del servicio público y la democracia, el desarrollo urbano desigual que privilegió la ganancia inmobiliaria que ahondó las desigualdades. Acusó espionaje político y el privilegio al interés clientelar y de grupos que se puso por encima de los derechos sociales.

Utilizó la fuerza para reprimir al pueblo y regresó la corrupción que provocó el abandono de los servicios públicos y el regreso de la inseguridad.

Al concluir, salió de Donceles flanqueada por el presidente, quien le levantó la mano izquierda en señal de triunfo.

 

En el Teatro Esperanza Iris, el gabinete rindió protesta. Foto: Víctor Gahbler / El Heraldo de México.

El Teatro Esperanza Iris evidenció el cambio de administración. El rosa fue desplazado por el verde elegido por Sheinbaum para su imagen institucional.

La jefa de Gobierno cruzó la puerta del recinto en medio de empresarios y periodistas.

Tomó protesta a su gabinete y detalló los 93 puntos de su gobierno. Anunció la cancelación de los contratos de concesión de los Centros de Transferencia Modal, en particular el de Constitución de 1917 en Iztapalapa.

Mantuvo firme el cierre de la ventanilla única para los trámites de nuevas obras inmobiliarias. Al Congreso le enviará una iniciativa para promover que los hombres puedan solicitar permisos laborales por el nacimiento de sus hijos.

Tras más de 75 minutos advirtió pondré toda mi voluntad, determinación y capacidad, y zanjó: No podemos fallar, no vamos a fallar.

 

Por  LIZETH GÓMEZ Y CARLOS NAVARRO

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXBiblioteca_Vasconcelos_Pancartas

Biblioteca Vasconcelos permanece cerrada pero sin plantones