La reforestación, al mejor postor en la Ciudad de México

La compensación económica –o multas aplicadas a quien tala– y la falta de seguimiento a los árboles replantados complica la reforestación

Árboles. Foto: Cuartoscuro
Árboles. Foto: Cuartoscuro

La compensación económica –o multas aplicadas a quien tala– y la falta de seguimiento a los árboles replantados complica la reforestación en la Ciudad de México.

Ante todo derribo de un árbol deberá realizarse la restitución física, económica o la medida equivalente.

De acuerdo con la organización Ecos, en los últimos dos años las obras en la capital se han centrado en el tema económico (un estimado de 11 mil 656 pesos por árbol), pero no hay un seguimiento para verificar la sobrevivencia de los árboles que se trasplantan.

“De acuerdo con la ley se debe dar una garantía de que se cuidarán por dos años. Pero, por ejemplo en Mixhuca, de siete árboles que replantaron ya están muertos. Lo cierto es que el sistema no tiene establecido un seguimiento preciso de si los árboles repuestos siguen vivos o cómo van las reforestaciones”, expresó Edith González, presidenta de la ONG.

En el Programa de Reforestación 2016 del gobierno capitalino hay especies que se han perdido. González puso como ejemplo el seguimiento hecho a las magnolias planta- das por la Secretaría de Medio Ambiente local (Sedema) en la calle 16 de Septiembre: de las 50 que fueron sembradas, 20 ya están muertas.

De acuerdo con Sedema desde el inicio de la administración y hasta 2015 plantaron dos millones 608 mil 763 árboles en materia de reforestación rural, y en caso de la Reconversión Productiva del Suelo de Conservación fueron un millón 917 mil 748 árboles.

Delegaciones como Cuajimalpa, Iztapalapa, Magdalena Contreras y Tláhuac, tienen únicamente un metro cuadrado de área verde por habitante. Y esto se agudiza con las áreas deforestadas.

POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA

[email protected]

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXFOTOS: LESLIE PÉREZ

“En día 1, operativos antinarco”