Ganso de la 4T protagoniza tradicional quema de Judas en la Merced

A espaldas del legendario mercado Sonora, cientos de personas vitorearon la quema de los Judas político que "representan toda la maldad humana, todas las traiciones"

Este año la familia Linares alista su Judas con cara de ganso y que tiene una olla para dar
Este año la familia Linares alista su Judas con cara de ganso y que tiene una olla para dar "atole con el dedo". Foto: Ricardo Ortiz

Por primera vez en ocho décadas, un ganso con una olla para dar atole con el dedo, protagonizó la tradicional quema de Judas en el barrio de la Merced, en la Ciudad de México.

A espaldas del legendario mercado Sonora, cientos de personas vitorearon la quema de los Judas político que representan toda la maldad humana, todas las traiciones.

En esta ocasión, el ganso estuvo acompañado por un muñeco de papel al estilo Frankenstein que representó a la aún extraña cuarta transformación del país.

 

 

Siempre quemamos lo que dice la gente y una de tantas ideas fue de algunos estudiantes que nos comentaron que ya les quitaron algún apoyo social que tenían, otros que están esperando la ayuda social tan prometida y que todavía no les llega, muchos dicen: ‘nos han dado atole con el dedo’ y de ahí vino la idea, explicó a El Heraldo de México Ricardo Linares, actual jefe de la familia Linares.

Desde hace 80 años, refirió el nieto del presunto creador de los alebrijes de cartón, su familia caracteriza la maldad humana, en representación del Judas que traicionó a Cristo o al pueblo.

Para lograr los personajes que tienen poco más de dos metros de altura, Linares junto con su esposa, hijos y sobrinos, trabajan en la elaboración de los muñecos que tienen un costo aproximado de seis mil pesos y algunas veces les lleva más de dos semanas en construirlos.

Por aquí desfilaron en forma de cartón ex presidentes como Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Enrique Peña Nieto y su exesposa Angélica Rivera y ahora le tocó al proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

Aquí no discriminamos, eso es lo bonito. Hay que preocuparnos cuando ya no tengamos ese de expresarnos, que ya no podamos decir lo que pensamos, no hay que dejar que eso se acaba sea el régimen que sea, refirió.

 

 

 

Por RICARDO ORTIZ
jram

¿Te gustó este contenido?