Tribunal Electoral exonera a Barrales, Arriola y Movimiento Ciudadano

En la sesión pública, el pleno del Tribunal Electoral local resolvió que Alejandra Barrales y Movimiento Ciudadano no violaron la normativa electoral por la publicación de mensajes en Twitter

FOTO: Heraldo de México

El Tribunal Electoral de la Ciudad de México resolvió este jueves que la excandidata al gobierno capitalino, Alejandra Barrales Magdaleno, el partido Movimiento Ciudadano y Mikel Arriola Peñalosa no violaron la normativa electoral.

 

Barrales Magdaleno y Movimiento Ciudadano eran denunciados por supuestos actos anticipados de campaña tras el anuncio de su candidatura en la red social Twitter.

 

En tanto, el excandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno capitalino, Mikel Arriola fue demandado por supuestas calumnias contra Alejandra Barrales a través de videos y publicaciones en redes sociales sobre el origen y monto de sus recursos.

 

En la sesión pública, el pleno del Tribunal Electoral local resolvió que Alejandra Barrales y Movimiento Ciudadano no violaron la normativa electoral por la publicación de mensajes en Twitter en los que dicho instituto político la nombraba como su candidata.

 

Lo anterior, al considerar que en las publicaciones en dicha red social no se hacía un llamado expreso al voto y no se generaba una afectación a la equidad de la contienda.

 

Por otra parte, en el juicio promovido por Alejandra Barrales contra Arriola Peñalosa por la presunta calumnia en su contra a través de la publicación de mensajes y videos en las cuentas de Facebook y Twitter del denunciado, también se concluyó que no hubo violación a la normativa electoral.

 

Al respecto, el pleno determinó que en las publicaciones se advierte que se dieron en el contexto de establecer una posición crítica sobre un tema de interés público y se encuentran amparadas en la libertad de expresión.

Por Notimex

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXEl Betito y su consanguíneo fueron detenidos en la Colonia Rincón.

A la celda sólo por ser dealer