Estos son los contaminantes que estás respirando hoy en la CDMX

Aunque el ozono es una partícula natural, en grandes cantidades causa daños al sistema respiratorio

La Ciudad de México está en Contingencia Ambiental por Ozono. Foto: Cuartoscuro
La Ciudad de México está en Contingencia Ambiental por Ozono. Foto: Cuartoscuro

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) informó que se activa la Contingencia Ambiental por Ozono en la Ciudad de México, pues los niveles de esta partícula en el aire son altos y las condiciones climatológicas no son favorables para que se dispersen.

Asimismo, se mantiene la Contingencia Ambiental Extraordinaria por Partículas PM 2.5.

¿Qué es el ozono?

Es un gas integrado por tres partículas de oxigeno (O3) que se encuentra de manera natural y en bajas concentraciones en el ambiente; sin embargo, su concentración en la superficie puede aumentar cuando los contaminantes provenientes de vehículos e industrias que utilizan combustibles fósiles -como el petróleo- entran en contacto con la luz solar.

El ozono es considerado parte del smog fotoquímico y, de acuerdo con la Came, puede generar severos daños en el sistema respiratorio, principalmente de niños y adultos mayores o personas que ya padecen males respiratorios.

¿Qué otro tipo de partículas se consideran para activar una contingencia?

Hay otro tipo de partículas por las cuales se puede activar una contingencia ambiental.

Las partículas suspendidas son restos de sustancias orgánicas o inorgánicas que se  dispersan en el aire, las cuales proceden de fuentes naturales y artificiales.

Según los efectos que causen a la salud, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) detalla que éstas se dividen en:

  • PM10 / Gruesas: Partículas torácicas menores de 10 μm que pueden penetrar hasta las vías respiratorias bajas, como polvo, polen o ceniza volcánica
  • PM2.5 / Finas: Partículas respirables menores de 2.5μm, que pueden penetrar hasta las zonas de intercambio de gases del pulmón, como bruma o humo
  • Partículas ultrafinas: Son menores de 100 nm, que pueden llegar a pasar por el torrente circulatorio, como gases naturales, sulfatos…

Por Redacción Digital El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?