Escasea el aire limpio en la Ciudad de México

La zona metropolitana sólo tiene un día y medio semanal de calidad desde junio de 2016 a la fecha

Escasea el aire limpio en la Ciudad de México

Un día y medio a la semana de aire limpio, en promedio, ha tenido la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) desde que se endureció la norma de verificación vehicular en julio pasado.

Entre el 1 de julio de 2016, cuando se comenzó a aplicar la Norma Emergente de Verificación Vehicular que endureció el límite máximo de emisiones contaminantes para vehículos automotores, y el 16 de mayo de este año, la ZMVM apenas tuvo 70 días de aire limpio, es decir, 22 por ciento de los 320 días que transcurrieron en ese período, de acuerdo con cifras del Sistema de Monitoreo Atmosférico (SIMAT).

Los días de aire limpio son aquellos en los que ninguno de los contaminantes criterio que monitorea el SIMAT rebasa de los 100 puntos en el Índice de Calidad del Aire. En cuanto se rebasa este límite, se considera que los efectos de los contaminantes son nocivos para la salud y se determina como una mala calidad del aire.

Esta semana, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó por tercera vez en el año y de manera consecutiva la fase 1 de Contingencia ambiental, debido a que se rebasaron los niveles de ozono en la región.

A causa de esto se implementaron restricciones a la circulación de vehículos con holograma de verificación 2 y algunos con holograma 1. De febrero a mayo se considera como la temporada de ozono, en la que las condiciones climáticas y geográficas de la ZMVM dificultan la dispersión del contaminante.

Tan sólo entre julio de 2016 y mayo de 2017, hubo 199 días en los que alguna de las zonas monitoreadas por el SIMAT registró índices de ozono superiores a los 100 puntos. Incluso, en 46 de ellos todas las zonas superaron ese límite.

Restricción cuestionada

En febrero pasado, el investigador de la Escuela de Negocios Haas, de la Universidad de California en Berkeley, Lucas W. Davis, criticó la restricción vehicular sabatina implementada por el Gobierno capitalino desde 2008.

Davis realizó un análisis estadístico en el que determinó que la disminución de los contaminantes durante los sábados no fue estadísticamente significativa, incluso en algunas de sus mediciones fue cercana a cero.

Por: Iván Ram´írez Villatoro

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXTransportistas ponen en jaque la movilidad

Transportistas ponen en jaque la movilidad