El ozono aumenta en la CDMX sin control alguno

Los automóviles son responsables del 30 por ciento del ozono percibido, sacarlos de circulación no puede ser la única estrategia contra la contaminación.

FOTO: ANTONIO CRUZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: ANTONIO CRUZ /CUARTOSCURO.COM

Las políticas públicas y acciones en materia ambiental tienen un retraso de 27 años, debido a que la estrategia del gobierno se ha centrado en los vehículos como eje para reducir los problemas ambientales por ozono, cuando hay al menos tres precursores de partículas contaminantes que no son atendidos.

En entrevista, Carlos Álvarez Flores, ingeniero químico del IPN, afirma que los óxidos de nitrógeno –provenientes de las industrias– son el primer precursor de ozono, a ellos les sigue el metano –emanado por basureros y heces fecales de animales– y en tercer lugar los compuestos orgánicos volátiles–principalmente de diluyentes industriales como el thinner.

 

“Llevamos 27 años sin atacar el fondo. Estamos haciendo lo mismo que en 1989: detener vehículos. Ningún país del planeta ha tenido tantos años para resolver un problema y no poder hacerlo”, expresó.

 

El excremento de perro que se tira en la vía pública anualmente y 50 mil calderas de la industria de la megalópolis, son para el investigador son una situación muy urgente de resolver.

“Si hoy no hacemos nada después será más complicado. Ya llenamos el Valle de México de contaminantes que generan ozono. En tanto no ataquemos de fondo y dejemos de emitir estos precursores de ozono no se va bajar. Es elemental”, expresó.

El académico cuestionó que pese a que se ha demostrado que los automóviles solamente son responsables del 30 por ciento del ozono, siga siendo sacarlos de circulación la política que regule la solución a las contingencias.

Asimismo, criticó la falta de voluntad política y de la industria para resolver un problema que se va agudizando con el paso de los años. Consideró absurdo que las autoridades esperen a que sea “el dios del viento o el dios de la lluvia el que ayude a dispersar la contaminación”.

Para él la solución es el uso de autos y camiones eléctricos, calderas eléctricas, y aumentar el uso de paneles solares en las industrias. Pero también clausurar todos los tiraderos al aire libre que hay en el Valle de México y crear una cultura en torno a los desechos de las mascotas con la implementación de biocombustores.

El también presidente de México Publicación y Ambiente AC, aseguró que es urgente resolver el tema del transporte. Por ejemplo, dijo, es necesario construir los mil kilómetros de Metro que requiere la Ciudad de México para convertirse en un transporte óptimo, que orille a los habitantes a dejar de usar el automóvil particular.

Por Lizeth Gómez de Anda; [email protected]; @Cuartoscuro

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXTransportistas ponen en jaque la movilidad

Transportistas ponen en jaque la movilidad