Desalojo imposible para habitantes de la Delegación Cuauhtémoc

Las 56 familias que viven en el edificio Osa Mayor viven en la incertidumbre desde la madrugada del viernes, después del sismo de 8.2 grados.

Desalojo imposible para habitantes de la Delegación Cuauhtémoc

 

 


Las 56 familias que viven en el edificio Osa Mayor viven en la incertidumbre desde la madrugada del viernes, cuando el sismo de 8.2 grados –el más intenso de los últimos 100 años– sacudió sus viviendas, y ahora corren el riesgo de que se declaren inhabitables. 


Por Lizeth Gómez de Anda;
[email protected]


 


Según datos del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal (ISCDF), existen 12 mil 714 construcciones en riesgo de colapso a causa de los hundimientos en la Ciudad de Mxico.

El censo más reciente se realizó hace cuatro años e identificaba 574 inmuebles con alto grado de vulnerabilidad, a los que se podrían sumar al menos dos de las torres de la unidad habitacional Morelos: la ya mencionada Osa Mayor y la Centauro.

A pesar del daño evidente en la estructura, principalmente del piso 9 al 14, en que se observan separaciones entre las escaleras de hasta medio metro, y en la pared hasta de un metro, algunos de los habitantes desestiman los riesgos.

Agustín asegura que cada sismo ocurre lo mismo, los sacan, revisan, pero al final los daños sólo son en los acabados. La tensión entre quienes decidieron no irse a otro lado es evidente, ante el temor de perder su patrimonio. Lo que pedimos es que nos entreguen un dictamen en el que nos digan la situación real, refiere Jacqueline Carmona, administradora del edificio, quien compartió que los últimos días han sido complicados.

Desde el mediodía del viernes, el gas fue desconectado por precaución a solicitud de los vecinos, quienes tratan de volver a su cotidianidad en espera del dictamen que defina su futuro. La negativa del trabajador de la empresa gasera hace enojar a uno de los condóminos.



No puedo conectarlo, si no hay un escrito de Protección Civil, dice el gasero. Nosotros pedimos que se quitara, no me puedes decir eso. Lo conectas porque lo conectas, amaga un condómino.

Ya más calmado añade: No tenemos a dónde ir y sabemos las condiciones en las que nos estamos quedando. Incluso las reservas ante la situación, lleva a los habitantes a desconfiar de todo desconocido.

Cynthia Murrieta, directora de Protección Civil de la Cuauhtémoc, recomienda no reconectar, pues no hay certeza de que la instalación esté en óptimas condiciones.

En entrevista con El Heraldo de México, Murrieta detalla que la Secretaría de Protección Civil determinó que no es habitable, más aún en los pisos superiores.

Los vecinos están preocupados, expectantes, con miedo, cuidando su patrimonio. Es muy difícil que se salgan porque no tienen a dónde ir. Temen que alguien entre a su departamento y se lleve sus cosas, por eso no quieren salir, explica.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, informó el sábado que los estudios ya se concluyeron y que tanto Protección Civil como el Instituto de Seguridad para las Construcciones concluyeron que este edificio está en alto riesgo.

Este lunes notificaremos a la Cuauhtémoc para que de manera coordinada se trabaje en la solución hacia los habitantes de este edificio, dijo Mancera.


¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXDE VIAJE. Turistas nacionales y extranjeros conviven con los
elementos contaminantes del medio ambiente citadino. Foto:  PABLO SALAZAR SOLÍS

Levantan contingencia luego de 3 días