Desairan debate itamita

Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, punteras en las encuestas, no acuden al conversatorio convocado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México

Foto: Edgar López
Foto: Edgar López

Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, candidatas de Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES) y Por la CDMX al Frente (PRD, PAN, MC), respectivamente, desairaron a los estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde se llevó a cabo el Posdebate por la Ciudad que Queremos.

Dos sillas vacías en el escenario del lugar con los logotipos de los partidos que representan evidenciaban el rechazo de las dos políticas que hasta ahora lideran las preferencias electorales.

Sheinbaum no respondió a la convocatoria, mientras que Barrales, parece que prefirió irse a tomar café a en las Lomas que debatir, ironizó Arriola.

Los propios moderadores explicaron que se habían dejado las sillas vacías, que al principio eran tres, ya que la independiente Lorena Osornio llegó tarde, era para mostrar a quienes decidieron no acudir a la convocatoria.

El ex director del IMSS fue el más aplaudido por los jóvenes reunidos en el auditorio Raúl Baillères para escuchar las propuestas de los aspirantes a gobernar la ciudad, pero también fue el único que recibió un raspón por parte de un alumno, quien usó una cartulina para cuestionarlo con la frase: Mikel ¿y los derechos de las minorías?.

De inmediato, el aspirante priista respondió: Respeto a los derechos de las minorías. No soy ningún intolerante. Eso me lleva a hablar de la causa de esta campaña, que son las familias, y su réplica fue celebrada con aplausos de los presentes.

Fue tanto el respaldo que recibió por parte de la audiencia que Purificación Carpinteyro, de Nueva Alianza, dijo: A este micrófono sí le aplauden, en referencia a que Arriola lo había utilizado e incluso antes de hablar ya había sido vitoreado.

El tema de la regulación de marchas derivó en la manifestación de rechazo por parte del mismo joven, quien gritó: Las marchas no deben ser reguladas. Arriola propuso normar las condiciones de modo, tiempo y lugar con la finalidad de no colapsar las vialidades ni la actividad económica de la ciudad.

La tarea de un gobierno es equilibrar derecho, no desconocerlos. Eso es lo que he hecho yo toda mi vida en la administración pública. El planteamiento de regulación tiene que ver con que protejamos el derecho a la manifestación de las ideas… también debemos asumir que vivimos en una ciudad que ha asumido su actividad económica, expresó el priista.

En contraste, Marco Rascón, del Humanista, aseguró que no se puede reglamentar el autoritarismo y la exclusión, lo cual fue aplaudido por los presentes.

Osornio, en tanto, defendió el derecho a la manifestación, pero respetando los derechos de terceros. A diferencia de ayer, la aspirante sin partido se veía más desenvuelta y cómoda, en contraste con el debate oficial. Incluso, aunque al principio leyó, después dejó los apuntes.

Mariana Boy, del PVEM, consideró necesario regular no sólo las marchas, sino cualquier actividad que pueda perjudicar los derechos de los demás.

Los aspirantes respondieron preguntas de los estudiantes y presentaron sus propuestas en temas como seguridad, agua, medio ambiente y movilidad.

Al concluir el encuentro, tanto Arriola como Boy desaprobaron la inasistencia de Barrales y Sheinbaum.

La ciudadanía quiere conocer sus propuestas. Es un desprecio a los universitarios que no hayan venido, dijo Boy.

POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
CDMXFOTO: Cuartoscuro

Se inundan más las delegaciones más desazolvadas